Fumadores

162 vistas
6 min lectura
Fumadores con vapeadores

Cada vez los gobiernos de todo el mundo son más estrictos y es el caso que pretenden, por razones de salud, acabar con los adictos al tabaco. Al final se han intensificado todo tipo de medidas, siendo la más cotidiana la prohibición en restaurantes, oficinas, escuelas e infinidad de sitios.

La razón por la que en el mundo no se logra acabar con el tabaquismo está sustentada en cuestiones económicas, ya que los impuestos que deja este negocio y sus colaterales –como el puro y el tabaco suelto para pipas–, es de miles de millones de dólares, y no solo ello, sino que el gran poder que tienen las empresas productoras juega un papel esencial.

Ante tales circunstancias se ve difícil que este problema pueda terminar; lo más indicado será desarrollar las actividades escolares, para que sean los planteles educativos donde se logre convencer a jóvenes e infantes de alejarse del cigarro, creando conciencia de las graves consecuencias, donde el cáncer constituye el más alarmante riesgo.

Fuente: Pexels
Fumadores

Por lo que hace a México, se han tomado acciones radicales, de tal suerte que hoy por hoy la venta se limita a los adultos, la publicidad está prohibida, incluido en internet y redes sociales. Se dio el caso que en algunos lugares se permitía fumar bajo techo, siempre y cuando el sitio estuviera ventilado, pero en la actualidad solo se podrá hacer en zonas abiertas y alejadas a no menos de 10 metros de los sitios donde esté prohibido, aunque también ya en algunos lugares abiertos y públicos se ha restringido, tal es el caso del Zócalo capitalino y otras plazas del Centro Histórico, así como en los portales que lo rodean, por lo que se avizora el día que se llegue al extremo de prohibir fumar en las calles.

También se ha creado una política contra los vapeadores, que han tomado en los últimos tiempos gran preferencia –en especial en la juventud– y de los cuales se señala son peor que el cigarrillo. Incluso está prohibida su importación y exportación, pero es el caso que cada día tienen mayor presencia entre los jóvenes, por su diversidad de gratos sabores y la atractiva publicidad de la que gozan. La Secretaría de Salud ha señalado que los vapeadores generan contaminantes adicionales, dadas las sustancias químicas que contienen, mismas que originan enfermedades como el cáncer, asma, infartos y los micro trombos. De acuerdo con datos oficiales (Secretaría de Salud), el 45% de los adolescentes de México conocen los vapeadores y un 7% los ha consumido por lo menos una vez.

Siempre se buscan formas novedosas para lograr adeptos al tabaquismo, ahora son los vapeadores, pero téngase la seguridad que se van a crear otros productos, de esta manera la política prohibicionista no es lo más indicado para el combate a la adicción, lo adecuado, como ya señalamos, es trabajar con niños y adolescentes en las escuelas. Prohibir no es bueno ni conveniente, sino lograr que el propio joven rechace el consumo, después de que esté enterado y convencido de los graves efectos que produce.

Los males a los que se enfrenta la sociedad cada día son más difíciles de combatir, como este que nos ocupa, que no solamente daña a quien lo consume, también al fumador pasivo, que es aquel que está cerca de un fumador activo y se ve obligado a absorber el humo con todos los efectos nocivos que esto conlleva. Tal vez en algún momento, al igual que sucedió con el opio en el pasado, se creen y autoricen centros especiales para su consumo.

También te puede interesar:https://angelmetropolitano.com.mx/en-dos-anos-de-la-4t-la-lucha-contra-el-narco-es-mas-eficiente-que-con-calderon-o-pena/

Existen dentro del renglón de las adicciones otros aspectos y manifestaciones que deben atenderse como el relacionado con la mariguana, la cocaína, la heroína, etc., no solo limitarse al tabaquismo. Hay en nuestro país sinnúmero de pendientes, uno de ellos, insistimos, el de la regulación del uso lúdico de la mariguana, que, hasta la fecha, particularmente los órganos legislativos han sido omisos sobre este renglón fundamental, dejando por tanto en manos de narcotraficantes su venta, con todos los riesgos para los consumidores. En ese ámbito, se dejan de percibir cientos de millones de pesos por concepto de impuestos, lo que demuestra que hay alguna circunstancia de corrupción, por lo que no se le ha dado cause a crear un marco legal.

Para concluir, el tabaquismo y otros vicios deben ser tratados con sentido pedagógico y disposiciones legales adecuadas, siempre con la solides de que se cumplan.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Trazabilidad, requisito fundamental de los Sistemas Integrales de Seguridad (SIS). Caso: Alimentos y medicamentos apócrifos (Segunda parte)

Siguiente noticia

BBVA prevé invertir cerca de 650 millones de dólares este año en México