Más

Suscribirse

Redes Sociales

Manifestante trans cubana en prisión llama falacia a versión gubernamental sobre su caso

La mujer trans cubana Brenda Díaz, que cumple prisión en la sección masculina de una cárcel para personas con VIH, y su madre desmintieron la versión oficial difundida la pasada semana, en que se calificó su caso como “historia sobredimensionada”.

Ana Mary García, madre de Díaz, señaló este martes a EFE que su hija la llamó “el mismo día (el pasado miércoles)” en el que la titular del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Mariela Castro, aseguró que la activista se encuentra “muy bien” en prisión, pese a las constantes denuncias por malos tratos dentro del centro.

En un audio difundido por García el lunes, la presa se dijo “cansada” de la “falacia” que “le tienen metida” a Castro, quien, entre otras cosas, declaró que “(ella) no sabe que es una figura mediática que han inventado contra Cuba”.

“(Brenda) me dijo que sí es consciente de todo lo que ocurre afuera (de la cárcel)”, recalcó García.

Díaz cumple una condena de 14 años de cárcel por “desórdenes públicos y sabotaje” en las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021 y a 7 meses más por desacato en un segundo juicio celebrado recientemente. Tanto ella como García han negado los cargos.

En el audio, Díaz invitó a la directora del Cenesex a hacer nuevamente una visita al centro penitenciario -Castro aseguró que estuvo ahí hace unas semanas- pero que esta vez no esté programada.

Díaz y García han asegurado que cuando la directora del Centro estuvo en la prisión, la manifestante del 11J estuvo aislada y la presa no se enteró de la visita hasta más tarde.

“SHOW MEDIÁTICO”

Durante la conferencia de prensa de presentación las XVI Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia, y al ser preguntada al respecto, Castro calificó las informaciones sobre Díaz como un “show mediático” y “chismecitos”.

Se trata de la primera -y hasta el momento, única- versión del Gobierno al respecto.

De igual forma, aseguró que los internos en los centros penitenciarios del país tienen “una alimentación muy buena, mejor que la que tienen sus familias”.

“Aquí es sancocho (comida de mala calidad), no hay quién se la coma”, censuró Díaz.

De acuerdo con la madre, su hija lleva dos días con “la fiebre muy alta”. Díaz -quien es seropositva- aseguró en el audio hecho público que no se le ha podido facilitar ningún medicamento para tratar su malestar: “No hay ni siquiera una Duralgina para darme”.

Díaz y su madre han denunciado en varias ocasiones el trato que recibe en la cárcel y hablado de abusos verbales y físicos contra su persona por su identidad de género. Además de que se le ha cortado el cabello y no se le ha permitido vestir como mujer. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *