Más

Suscribirse

Redes Sociales

Los 5 retos de la nueva Presidenta

Quien resulte electa y gobierne el país a partir del 1 de diciembre de 2024, enfrentará una agenda de enorme complejidad que ya no dependerá necesariamente de determinaciones domésticas, sino que estas tendrán que ir acompasadas de negociaciones bilaterales o multilaterales para ponerlas en marcha.

El país entrará a una nueva realidad donde las ideologías tendrán que ser sustituidas por el pragmatismo y la inmediatez de las reformas que el país requiere para ser competitivo y sobrevivir en un mundo dominado por las nuevas tecnologías, la crisis en los sistemas de pensiones, el tema migratorio y la volatilidad financiera internacional.

Más aun, será necesario en el marco local construir alianzas sólidas en las Cámaras de Diputados y Senadores que garanticen una postura unida de México ante el reto de los nuevos bloques comerciales, encabezados por China y la India, y el nuevo papel que juegue Europa en América Latina.

Serán por lo menos 5 asuntos prioritarios para el país que requerirán la utilización en los primeros meses del famoso bono democrático para generar sinergia en temas estratégicos.

1.- La Seguridad Pública. Ninguna reforma es tan urgente como esta. La desaparición de mujeres y jóvenes, la violencia del narcotráfico, la imposibilidad de las fuerzas armadas de parar la violencia generalizada en amplios territorios de la población implica necesariamente crear un nuevo modelo en materia de seguridad que pueda enfrentar con éxito esta amenaza a la convivencia social. Avanzar en este tema es vital, y necesariamente pasa no solo por la reorganización de los policías locales y estatales, sino por una reforma judicial de fondo; y la necesidad de ampliar el marco de cooperación en materia de inteligencia y logística con los vecinos del norte.

2.- El nuevo gobierno deberá generar confianza inmediata que pueda crear las condiciones de un crecimiento sostenido y control inflacionario. La solventación de los paneles de disputa comercial en materia energética y de granos en el T-MEC deberán ser pasos sólidos en la búsqueda de una relación comercial trilateral estable y duradera con Canadá y los Estados Unidos. Garantizar la independencia del Banco de México, pero sobre todo generar las condiciones de un gran acuerdo fiscal que tenga como objetivo las bases del nuevo crecimiento del país.

3.- Sistema de Salud. A raíz de la pandemia, el sistema de salud en su conjunto hizo crisis. El Covid-19 y sus secuelas posteriores demostraron las grandes carencias y las consecuencias graves de carecer de un sistema de cobertura universal que hoy más que nunca le es indispensable a México. Un nuevo esquema de abasto de medicamentos y mejoras sustanciales en la calidad de los servicios serán un punto urgente e impostergable del nuevo gobierno.

4.- Una política internacional mucho más activa será indispensable. El gobierno entrante tendrá como punto de partida hacer el recuento de los daños después de una campaña Presidencial en los Estados Unidos que tendrá a México, los inmigrantes y el fentanilo como el gran tridente a enfrentar. Los discursos nacionalistas tan efectivos en nuestro vecino del norte podrían crear tensiones que solo la diplomacia puede mitigar. Será necesario atender la agenda en Centroamérica que hoy pugna por una unión comercial y política más sólida en el área y consolidar nuestra relación comercial con China, sin caer en el garlito del BRICS.Una política más activa en Europa es indispensable. Resulta urgente destrabar la relación con España y llevarla a la normalidad como llave de entrada a una diplomacia más activa en el área.

5.- Política Migratoria. Algunos cálculos estiman que cerca de 150 mil centro y sudamericanos estarían llegando a México al año para hacerlo su lugar de residencia. La presión en la planta laboral, servicios de salud y educación es un tema que deberá de plantearse de inmediato y será necesario que los tres niveles de gobierno lo asimilen con rapidez como un fenómeno con múltiples repercusiones, cuya discusión y acciones no pueden esperar.

Estos son algunos temas específicos que deberán ser tratados en múltiples foros para con ellos y crear agendas específicas que marquen el ritmo de los cambios que el país requiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *