El PRI, el gran perdedor

181 vistas
7 min lectura

Alejandro Alito Moreno Cárdenas, el líder nacional del PRI, pese a que no figuró en las boletas, fue el gran perdedor de los comicios del domingo 5 de junio, y ahora será “botado”, no “votado”…

La coalición conformada por el PRI, el PAN y el PRDVa X México– contendió por cuatro de las seis gubernaturas – Aguascalientes, Durango, Hidalgo y Tamaulipas– en disputa. Alejandro Moreno, con todo y su desprestigio, llevó la voz cantante en esta alianza anti-natura… y ahí están los resultados preliminares.

Por ende, en el “búnker” del industrial que financió y comandó esta alianza, ya se tomó una decisión, que se estaba sopesando desde que se dio a conocer el primer audio-escándalo de Alito, hace poco más de un mes.

El empresario, de común acuerdo con la élite del PAN y del PRD, ya decidieron la suerte de Alito, y empujarán su salida no solo de la alianza que formaron, sino del mismo PRI, en donde el propio Alejandro Moreno –su líder nacional… ya es mal visto.

Es público: Alito no aportó nada a la alianza y ahí están los resultados: por sus escándalos conocidos y difundidos –además de los presuntos delitos por los cuales la FGR y el INE lo investigan–, en lugar de abonar, arrastró en su bola de lodo no solo al PRI, sino también al PAN y al PRD, además del patrocinador de la alianza.

Los resultados de ayer no son los que esperaban el mecenas, el PAN ni el PRD –en el PRI, sí sabían–, y como en política se trata de un asunto de sobrevivencia, la nota es que se va Moreno Cárdenas. Adiós, Alito, adiós… Todo indica que el exgobernador de Campeche ya no podrá “votar”, pues será “botado”. Hasta en su partido están hartos de él…

 

DURÍSIMA DERROTA PARA EL PRI

De acuerdo a los resultados del INE, al momento de escribir estas líneas, Va X México (PRI-PAN-PRD) ganó (o conservó) las gubernaturas de Aguascalientes –gobernado por el panista Martín Orozco Sandoval–, y Durango –donde el mandatario José Rosas Aispuro, también es del blanquiazul–.

Es decir, las dos entidades, Aguascalientes y Durango, son bastiones del PAN que ganaron sus propios candidatos, Tere Jiménez y Esteban Villegas, respectivamente… no del PRI ni del PRD, con quienes iban en alianza.

Y las derrotas para el PRI son muy duras: Hidalgo, uno de sus más fuertes baluartes, que aún gobierna Omar Fayad, se da por perdida para el tricolor, cuya candidata derrotada es Carolina Viggiano –también es secretaria general del tricolor, es decir, la segunda de Alito, y esposa de Rubén Moreira, el “mapache mayor” del Revolucionario Institucional–. Aquí llegará la 4T de la mano de Julio Menchaca.

Otra derrota dolorosa para el tricolor es Oaxaca, que todavía gobierna el priísta Alejandro Murat Hinojosa, hijo de José Nelson Murat Casab, quien de igual forma fue mandatario en la entidad que era priísta por antonomasia. El candidato Salomón Jara, de la alianza Morena-PT-PVEM– se llevó la gubernatura.

En Quintana Roo, por paliza, la morenista Mara Lezama se levantó con la victoria, dejando muy atrás a Laura Fernández, del PAN-PRD-CQ) y más rezagada a Leslie Hendricks, quien contendió por el PRI en solitario, y cuyo padre Joaquín gobernó a la entidad bajo las siglas del tricolor.

Aquí en Quintana Roo, quien perdió fue el PAN y el PRD, pues bajo esas siglas llegó su todavía gobernador, Carlos Manuel Joaquín González.

Finalmente, en Tamaulipas el ganador es el morenista Américo Villarreal Anaya, arrebatándole la entidad al cuestionadísimo panista Francisco García Cabeza de Vaca, siendo el candidato perdedor el candidato de Va X México, César Verástegui Ostos, emanado del PAN.

En suma, el PRI no ganó nada, y perdió sus dos estados que ya gobernaba: Hidalgo y Oaxaca. Los estados de Aguascalientes y Durango, los retuvo el PAN –que no el PRI ni su alianza–.

Y como diría la canción infantil, “Yo tenía 10 perritos”, adaptada ahora para Alito y el PRI, “de los cuatro (estados) que me quedaban, se me murieron dos el domingo, los demás se lamentaban, y ahora me quedo con dos…”.

NUMERALIA

4 estados gobierna el PRI: Hidalgo, Oaxaca, Estado de México y Coahuila; 2 estados perdió ayer el PRI: Hidalgo y Oaxaca; y 2 estados le quedan al PRI: Estado de México y Coahuila.

Patadas de ahogado

Ayer, el aún líder nacional del PRI, luego de levantarle la mano al candidato panista Esteban Villegas, en Durango, amenazó que los procesos de las seis gubernaturas disputadas, se tendrán que dirimir en los tribunales electorales, por la presunta intervención ilegal del gobierno federal.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Enrique Peña Nieto vive como magnate en España

Siguiente noticia

Los vestigios en México de los niños exiliados de España