Más

Suscribirse

Redes Sociales

Yucatán enciende alertas por ocupar el primer lugar en suicidios

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

Médicos, activistas y religiosos encendieron las alertas, Día Mundial de la Salud Mental, porque Yucatán, el estado con menos asesinatos en el país, ocupa el primer lugar en suicidios.

Yucatán, registró 54 homicidios en 2022, una tasa de 2 por cada 100.000 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), pero al mismo tiempo tuvo la mayor tasa estandarizada de suicidios, con 26,9, de acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación (Segob).

El Inegi reportó 364 suicidios en Yucatán en 2022, de los que 331 fueron por ahorcamiento, tres con arma de fuego, 26 envenenados y cuatro por otras causas.

“El 70 % de las muertes por suicidio se asocian a los problemas de salud mental, como la depresión, ansiedad, consumo de alcohol, pérdida de empleo y otros trastornos”, contó a EFE el psiquiatra Arsenio Rosado Franco, director del Instituto de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Para tratar de frenar la ola de suicidios, explicó que el Gobierno de Yucatán arrancó una línea de apoyo y orientación emocional disponible las 24 horas de los siete días de la semana, incluyendo un psicólogo que habla maya.

“Está disponible para cualquier persona que tenga ideas de muerte por suicidio, depresión y ansiedad o padres que no sepan qué hacer con su hijo adolescente que está en crisis”, añadió.

El proyecto permite gestionar un plan de seguridad, “trabajar en primeros auxilios psicológicos y derivar a un hospital, centro de salud mental o un centro de atención de adicciones”.

Tecnología contra los suicidios

Otro punto de apoyo, añadió el funcionario estatal, es el tamizaje poblacional que “se brinda mediante una aplicación de inteligencia artificial, que en 10 minutos permite obtener el diagnóstico del estado de salud emocional del paciente”.

Implica que “si hay depresión y ansiedad por el consumo de drogas o riesgo suicida, en ese momento, a través de un chat, crean un plan de seguridad y evaluación inmediata”.

También está el “Código 100”, que exige a los hospitales que los pacientes con intento suicida tengan una valoración psicológica y seguimiento antes de egresar del servicio de urgencias.

Rosado Franco informó que, de acuerdo con el Observatorio sobre salud mental y drogas, en la península de Yucatán las tasas de depresión y ansiedad son las más altas en México.

“La pandemia del coronavirus trajo cosas malas, pero hizo visibilizar la salud mental y romper los estigmas de que si recurres al psicólogo es porque estás loco”, aseguró.

La religión busca combatir los suicidios

El arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, considera que el yucateco se autoflagela al caer en la depresión, “porque necesita que alguien lo escuche, lo anime, le brinde cariño”.

“Si alguien está en crisis, que se acerque a un sacerdote o autoridad religiosa, como las monjas, para que la apoye y escuche”, aseveró.

Reveló que en la Arquidiócesis hay un sacerdote psicólogo, “Alejandro Álvarez Gallegos, especialista en el tema moral que está haciendo un doctorado con el tema del suicido en Yucatán”.

Suicidios se relacionan con las drogas

En tanto, el director del Centro de Rehabilitación Guerreros de Luz, José Cortázar, aseguró que el 98 % de los casos de suicidio en Yucatán se deben al consumo de drogas.

“En Yucatán no hay violencia, es uno de los estados más seguros de México, pero la gente se agrede a sí misma”, opinó.

Pidió ayuda para cuidar la salud mental de los jóvenes, “porque el suicidio es la incapacidad para superar el dolor emocional provocado por diversos factores, como la pérdida familiar, económica, empresarial y laboral”.

“Cuando se pierde una de esas cosas, el ser humano siente que no vale la pena vivir, pero los Centros de Rehabilitación ofrecen apoyo psicológico”, indicó. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *