Más

Suscribirse

Redes Sociales

Yoon califica de “inaceptable” el incidente con los drones norcoreanos

El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, calificó hoy de “inaceptable” la infiltración en espacio aéreo nacional de cinco drones norcoreanos que tuvo lugar el lunes y subrayó la necesidad de mejorar la preparación militar para contrarrestar episodios similares.

Yoon se pronunció de esta manera durante una visita realizada a instalaciones de la Agencia para el Desarrollo de la Defensa (ADD) en la ciudad de Daejeobn, 140 kilómetros al sur de Seúl, durante la cual vio de primera mano el desarrollo de algunos de los proyectos más destacados para fortalecer la defensa nacional.

“El hecho de que Corea del Norte violara nuestro espacio aéreo con drones es totalmente inaceptable. Debemos hacerles comprender que las provocaciones acarrean duras consecuencias”, dijo Yoon durante la visita, según un comunicado remitido por la oficina presidencial.

“Nuestro ejército debe tornar en unas Fuerzas Armadas poderosas que infundan un miedo inexplicable en nuestro enemigo y una confianza firme en nuestro pueblo. Para lograr la paz, debemos llevar a cabo unos preparativos para la guerra que sean abrumadoramente superiores”, añadió el mandatario.

El lunes cinco drones norcoreanos traspasaron la frontera entre las dos Coreas y uno de ellos llegó a sobrevolar el norte de Seúl antes de retornar al Norte.

El ejército sureño desplegó aviones y helicópteros para seguir y derribar los otros cuatro en torno a la isla de Ganghwa, frente a la frontera marítima occidental, pero les acabó perdiendo el rastro.

Yoon habló hoy de implementar una dura represalia contra “acciones que vulneran nuestra libertad” y que esa es la única manera de disuadir al Norte de ejecutar más acciones como esta.

“Nunca debemos temer a las provocaciones o tener dudas al respecto”, añadió Yoon, según el comunicado.

El ejército surcoreano se ha disculpado por el fracaso en la operación para neutralizar los drones y ha subrayado la dificultad de derribar drones con envergaduras de menos de tres metros y el peligro de dañar a la población civil con los recursos existentes.

Tras el incidente, Yoon y las Fuerzas Armadas se han comprometido a fortalecer los recursos para detectar y derribar aeronaves no tripuladas que penetren en el espacio aéreo nacional, lo que incluye desplegar nuevos sistemas que empleen láser.

Este último incidente llega en un momento en el que la tensión en la península está en máximos históricos de tras un año en el que Corea del Norte ha realizado un número récord de pruebas de armas y en el que el Sur y EE.UU. han retomado grandes maniobras militares y desplegado activos estratégicos estadounidenses de manera transitoria.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *