Más

Suscribirse

Redes Sociales

Y sigue la mata dando… Corrupción en el IMSS con proveedores, mal eterno

El instituto ha otorgado contratos multimillonarios, sin licitaciones, a diversas empresas que están en manos de unos cuantos empresarios, a cambio de fuertes sumas de dinero, en facturas “infladas”, o regalos de lujo para quienes dan el visto bueno

Para nadie es desconocido que durante mucho tiempo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ha otorgado contratos multimillonarios, sin licitaciones, a diversas empresas que están en manos de unos cuantos empresarios, a cambio de fuertes sumas de dinero, en  facturas “infladas”, o regalos de lujo para quienes dan el visto bueno a estas fraudulentas negociaciones que finalmente afectan a los pacientes y a los familiares de los derecho habientes y, obviamente, al presupuesto federal destinado al sector salud.

Pese a las buenas intenciones del presidente Andrés Manuel López Obrador para integrar a 15 estados al programa IMSS-Bienestar y dar seguridad a la población no asegurada antes del primer trimestre de 2023, donde una gran parte del equipo médico, legal y administrativo del Instituto dedica el 100 por ciento de su labor a cumplir las instrucciones presidenciales, nuevamente un grupo de empresarios apoyados por funcionario corruptos ya se preparan para generar grandes negocios ilícitos, pues aseguran tener el control de las próximas licitaciones de equipo médico, imagenología, medicamentos y servicios médicos integrales ligados a la atención del paciente.

Debido a las más recientes convocatorias del IMSS, varias empresas han levantado la mano para convertirse en proveedores del Instituto, el problema se encuentra en que sus propietarios o representantes legales presumen las “buenas relaciones” que tienen con algunos funcionarios, por lo que se da a entender que estas licitaciones están amañadas, ya otorgadas, aún antes de se publiquen.

Como ejemplo, el Pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) impuso multas por 626 millones 457 mil pesos a Selecciones Médicas (Seme), Selecciones Médicas del Centro (Semece), Centrum Promotora Internacional (Centrum), Impromed, Hemoser, Instrumentos y Equipos Falcón (Falcón), Dicipa, Grupo Vitalmex (Vitalmex), Vitalmex Internacional, Vitalmex Administración y Vitalmex Soporte Técnico, por intercambiar información para coordinar la presentación o abstención de posturas en licitaciones convocadas por el IMSS, para contratar servicios integrales de estudios de laboratorio y de banco de sangre.

PRÁCTICAS MONOPÓLICAS Y OTRAS TRAMPAS

Éstas, son prácticas monopólicas absolutas, sancionada por la Ley Federal de Competencia Económica, al ser arreglos e intercambios de información entre agentes económicos competidores entre sí, con el objeto y/o efecto de coordinar posturas en licitaciones públicas.

De igual forma, la convocatoria para la “Adquisición de Equipo Médico correspondiente al Programa Nacional de Adquisición de Equipos de Estomatología en Unidades Médicas de Atención a la Salud del IMSS, 2022”, que tuvo su junta de aclaraciones este viernes 1 de julio, comenzó con el pie izquierdo.

Y es que las empresas de Francisco Pallach, dueño de Dicipa; Sebastián Latapí Clausell, de la empresa Comerlat y Rodrigo Contreras Aguilar, de las empresas Innovaciones Hospitalarias de México y de Ingeniería para el Cuidado de la Salud, están más que puestas para hacerse acreedores a los millonarios contratos de la institución médica, siendo que estas firmas ya han sido investigadas y sancionadas por la Secretaría de la Función Pública (SFP), como es el caso de Innovaciones Hospitalarias de México, sobre la cual pesa una inhabilitación de dos años (hasta 2023) además de una multa por  936 mil 076 pesos por haber proporcionado información falsa en el cumplimiento de las obligaciones fiscales del SAT y la declaración contractual.

No obstante, con todo y multas e inhabilitaciones, varias son las empresas que proceden de esta forma, coludidas con los malos funcionarios, a quienes lo que menos importa es la salud de los pacientes y el daño provocado a las arcas federales.

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública, suman 1 mil 609 las empresas que por una u otra razón han sido sancionadas e inhabilitadas en la proveeduría al IMSS, no obstante, esto no impide que cambien de razón social y vuelvan a competir, siempre amparados por los malos manejos.

De hecho, en marzo de 2020, el Jefe del Ejecutivo dio a conocer que se canceló el programa de medicina hiperbárica, implementado en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, pues dicho programa únicamente benefició a Comerlat y a un funcionario.

También te puede interesar:https://angelmetropolitano.com.mx/doctor-del-imss-tamaulipas-se-rehusa-atender-a-pacientes-solo-a-nivel-particular/

Así como ellos, existe una larga lista de empresarios quienes presumen sus buenas “relaciones” con altos funcionarios y hasta secretarios, de manera que varias de las empresas afectadas, piden a Zoé Robledo, director del IMSS, tomar cartas en el asunto y dejar en claro que no se pueden manejar en la total impunidad, mucho menos aquellos que utilizan su nombre, presumiendo ser sus amigos para obtener beneficios que a fin de cuentas, afectan a la nación y a los usuarios de dicho instituto de salud.

AFECTADOS, PIDEN TOMAR CARTAS EN EL ASUNTO

Existe una larga lista de empresarios quienes presumen sus buenas “relaciones” con altos funcionarios y hasta secretarios, de manera que varias de las empresas afectadas, piden a Zoé Robledo, director del IMSS, tomar cartas en el asunto y dejar en claro que no se pueden manejar en la total impunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *