Más

Suscribirse

Redes Sociales

Xóchitl Gálvez, la opositora que “enfrenta” a López Obrador en su carrera por la presidencia

Lluís Lozano

La senadora del  Partido Acción Nacional, Xóchitl Gálvez anunció este martes que buscará ser la candidata presidencial de la coalición opositora “Va por México”, una carrera en la que tratará de rentabilizar sus enfrentamientos con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Eso, sumado a su dilatada experiencia política y su aceptación pública, la convierten en una de las principales aspirantes de la oposición, cuyo proceso interno comenzará el 4 de julio y finalizará el 3 de septiembre, tres días antes que el del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Gálvez ha sido la opositora que más frontalmente se ha enfrentado a López Obrador, lo que le ha otorgado una visibilidad que ahora intentará emplear a su favor.

El encontronazo más sonado ocurrió el pasado 12 de junio, cuando López Obrador la ignoró al ir a participar en una de sus ruedas de prensa diarias.

Un juez le había otorgado el derecho a réplica después de que el mandatario pusiese en su boca unas declaraciones erróneas, pero le dejaron a las puertas de Palacio Nacional.

“Entendí un poderoso mensaje: que la puerta de Palacio Nacional solo se abre de adentro hacia fuera. Por eso, vamos a abrir esa puerta para millones de mexicanas y mexicanos. Desde aquí les digo: voy a ser la próxima presidenta de México. Si ustedes van, yo voy”, expuso en un video este martes en su cuenta de Twitter.

Este episodio lo ha venido explotando desde entonces para posicionarse como una de las principales amenazas desde la oposición para la hegemonía de Morena en las elecciones presidenciales de junio de 2024.

VISIÓN SOCIAL

Gálvez (Hidalgo, 1963) estudió ingeniería de computación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se especializó en robótica o inteligencia artificial y trabajó en empresas tecnológicas.

En 1999 el Foro Económico de Davos la reconoció como una de los 100 líderes globales del futuro, la primera mujer mexicana en lograrlo.

Apenas un año después saltó a la política de la mano del recién electo presidente Vicente Fox (2000-2006) como titular de la ahora extinta Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Desde entonces no se ha separado de la vida política, del PAN ni de las causas de los pueblos originarios, dándole una visión social a su labor pública que ha continuado durante esta legislatura, presidiendo la comisión del Senado de asuntos indígenas.

Antes de ello, en 2010, trató sin éxito de ganar la gobernatura de Hidalgo, y en 2015 se erigió como jefa de la delegación Miguel Hidalgo, demarcación interna de Ciudad de México.

UNA SENADORA AGUERRIDA

Pese a que durante buena parte de su carrera ha destacado como una política más bien moderada dentro de un partido manchado por asuntos como la “guerra contra el narcotráfico” declarada por el expresidente Felipe Calderón (2006-2012), que derivó en niveles de violencia inauditos, ha sido durante esta última etapa en el Senado cuando Gálvez ha dado rienda suelta a su lado más aguerrido.

La primera de sus sonadas ocurrencias sucedió el 29 de marzo de 2022, cuando llevó al Senado una réplica elaborada con piezas de Lego de la conocida como “Casa Gris”, la cuestionada propiedad de un contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la que José Ramón López, hijo de López Obrador, vivió en Houston, Estados Unidos.

“Yo sé que a este Gobierno no le gusta hablar de las cosas que le incomodan, o más bien no le gusta que lo cuestionen, que le exijan transparencia y rendición de cuentas. No se han tomado el gobernar en serio. Se lo toman a juego, así que les traigo un juego para ver si les gusta”, dijo entonces.

Después, en diciembre del año pasado, acudió a la Cámara Alta disfrazada de dinosaurio para protestar contra la polémica reforma electoral propuesta por el mandatario, portando un cartel en el que se leía “Jurassic Plan” e interrumpiendo la sesión por varios minutos.

La última de sus estrambóticas protestas fue el pasado abril, cuando se encadenó a la tribuna de la sede alterna del Senado, Xicoténcatl, donde legisladores de Morena se disponían a sesionar durante la noche, para exigir el nombramiento de los comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai). EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *