Más

Suscribirse

Redes Sociales

Xóchitl Gálvez acusa al Gobierno de usar el “aparato del Estado” para favorecer a Sheinbaum

EFE/ Sáshenka Gutiérrez
EFE/ Sáshenka Gutiérrez

La candidata presidencial opositora, Xóchitl Gálvez, aseguró este lunes haber enfrentado una competencia desigual en las elecciones al denunciar que “todo el aparato del Estado” se usó para favorecer a la oficialista Claudia Sheinbaum, quien triunfó el domingo con casi 60 % de los votos.

“Todos sabíamos que nos enfrentábamos a una competencia desigual contra todo el aparato del Estado dedicado a favorecer a su candidata”, reflexionó en un texto publicado en sus redes sociales.

La representante de la alianza Fuerza y Corazón por México, de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), se refirió así a su derrota en la votación, en la que, según el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE), alcanzó entre el 26,6 % y 28,6 % de los sufragios.

En tanto, Sheinbaum, aspirante del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Partido del Trabajo (PT) y del Verde Ecologista de México (PVEM), se erigió como la futura primera presidenta del país con entre 58,3 % y un 60,7 % de los votos.

Mientras que el abanderado del también opositor Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez, recibiría entre el 9,9 % y el 10,8 % de los sufragios.

El organismo electoral situó la participación en los comicios en una horquilla de entre el 60 % y el 61,5 %, mientras que Sheinbaum calcula haber obtenido 35 millones de votos, casi cinco millones más de los obtenidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador en 2018.

Gálvez culpó además al crimen organizado de hacerse presente en los comicios al amenazar e “incluso” asesinar a decenas de aspirantes y candidatos.

Sus dichos reflejan que la contienda electoral pasará a la historia como la más grande de la vida política mexicana, con más de 98 millones de votantes llamados a renovar más de 20.000 cargos y el esperado resultado de la primera presidenta de México, pero también como la más violenta, con al menos 30 aspirantes asesinados.

Aunque la exsenadora reconoció su derrota, al argumentar que es “una demócrata” y cree en las instituciones, advirtió que el resultado no “termina aquí”.

“Sí presentaremos las impugnaciones que prueban esto que les digo y que todos sabemos. Y lo haremos porque no podemos permitir que tengamos otra elección igual a esta”, zanjó.

Señaló que “hoy más que nunca” debe defender la democracia y la república porque los contrapesos y la división de poderes siguen “en riesgo”.

Asimismo, pidió unidad para quienes defienden “la vida, la verdad y la libertad”.

“Buscarán dividirnos y desalentarnos pero no podemos darnos el lujo de claudicar. Sigamos nuestra lucha por ti, por tu familia y por México. Somos la resistencia y debemos hacer lo que nos toca: defender México del autoritarismo y el mal gobierno”, afirmó.

En diversas ocasiones, el bloque opositor acusó al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de intromisión en el proceso e, incluso, presentó una queja ante el INE para que sus conferencias diarias se suspendieran, lo que no prosperó. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *