Más

Suscribirse

Redes Sociales

Xi: “Las relaciones entre China y Australia han de basarse en respeto mutuo”

El presidente chino, Xi Jinping, envió este miércoles un mensaje al primer ministro australiano, Anthony Albanese, en el que aseguraba que da “gran importancia” a la relación entre ambos países que, según Xi, ha de basarse en el “respeto mutuo”, informó hoy la agencia de noticias Xinhua.

Xi intercambió mensajes con Albanese y con el gobernador general de Australia, David Hurley, con motivo del 50º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Pekín y Camberra.

El mandatario chino indicó que “el desarrollo saludable y estable de las relaciones entre China y Australia no solo favorece los intereses fundamentales de los dos pueblos, sino que también conduce a la estabilidad, la paz y la prosperidad de la región de Asia Pacífico”.

Xi expresó su esperanza de “tomar el aniversario como una oportunidad para promover el desarrollo sostenible de la asociación entre ambos países”.

Por su parte, Hurley comunicó a Xi el “compromiso” de Australia con “el desarrollo de una relación estable y constructiva con China con un espíritu de respeto mutuo”.

La ministra de Exteriores de Australia, Penny Wong, anunció el lunes una visita oficial a China este miércoles para “estabilizar las relaciones” entre ambos países, en un nuevo acercamiento diplomático desde que comenzaron a congelarse los lazos entre Camberra y Pekín en 2018.

Wong se reunirá hoy con su homólogo chino, Wang Yi, en el marco del Sexto Diálogo Estratégico y de Exteriores -que se celebró por última vez en 2018-, y conmemorará el 50º aniversario del inicio de las relaciones entre ambas naciones, informó el gobierno australiano.

Albanese, quien se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, en noviembre en un encuentro paralelo a la cumbre del G20 en Bali (Indonesia), ha redoblado los esfuerzos diplomáticos para acercar su país a China, su principal socio comercial y con quien ha registrado múltiples discrepancias en los últimos años.

Los problemas se agravaron a raíz de varios desacuerdos, entre ellos la exclusión en 2018 por motivos de seguridad de las compañías chinas Huawei y ZTE de participar en la red de 5G de Australia.

Las relaciones también se han deteriorado por cuestiones como la militarización del gigante asiático o la aprobación en Australia de leyes contra la injerencia extranjera y el espionaje, tras conocerse donaciones chinas a políticos y ciberataques a organismos del Estado y universidades, atribuidos a Pekín.

China respondió con la imposición de aranceles a la importación de varios productos australianos, uno de los puntos más sensibles para Camberra.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *