Más

Suscribirse

Redes Sociales

Verstappen sigue inparable y los McLaren brillan en Silverstone

Adrian R. Huber

El neerlandés Max Verstappen, líder destacado en el Mundial de Fórmula Uno, sigue intratable en su camino hacia un tercer título seguido y este domingo saldrá primero en el Gran Premio de Gran Bretaña, el décimo del campeonato, en Silverstone; circuito en el que brillaron los McLaren y donde los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Aston Martin) arrancarán quinto y noveno, respectivamente.

Verstappen, de 25 años, firmó la vigésima séptima ‘pole’ en la F1 -la séptima de la temporada y la quinta seguida- al dominar la trepidante calificación, en la que los que más se le acercaron fueron los sorprendentes McLaren. El inglés Lando Norris -que arrancará junto a él desde la primera fila- acabó segundo y el debutante australiano Oscar Piastri firmó su mejor sábado en la categoría reina con el tercer puesto; en una nueva jornada negra para el otro Red Bull, el del mexicano Sergio Pérez, que volvió a quedar eliminado en la primera ronda y saldrá decimoquinto.

La cronometrada principal, disputada con condiciones cambiantes, resultó realmente emocionante si se excluye al nuevo gran ídolo deportivo de los Países Bajos. Cuya autoridad nadie discute. Y que resolvió la calificación al cubrir, en la tercera y decisiva ronda (Q3) los 5.891 metros de la pista inglesa que albergó la primera carrera de la historia de la F1 -allá por 1950- en un minuto, 26 segundos y 720 milésimas, 241 menos que Norris y con 372 sobre Piastri. Sin duda los más felices al concluir la jornada.

El insaciable ‘Mad Max’ festejó una de sus 42 victorias en la división de honor del automovilismo en Silverstone, pero no lo hizo en un Gran Premio de Gran Bretaña, sino en el del “70 Aniversario” con el que el circuito de Northamptonshire ‘dobló’ para confeccionar el complicado calendario de 2020, en lo más duro de la pandemia del covid-19. Así que este domingo tendrá un aliciente para no aburrirse en una carrera en la que nadie duda de que, sin nada extraño, firmará su octavo triunfo del año.

Como quiera que el ‘1’ está reservado para el nuevo monarca absoluto de la categoría reina, por detrás de él se ordenaron las parejas de pilotos de McLaren, Ferrari -el monegasco Charles Leclerc fue cuarto- y Mercedes: con el inglés George Russell -que saldrá desde la tercera hilera, al lado de Carlos- en sexta posición: y su compatriota el séptuple campeón del mundo Lewis Hamilton, cuyas ocho victorias en Silverstone no iguala nadie, séptimo.

Verstappen, que el viernes fue el más rápido, liderando las dos tablas de tiempos, había vuelto a marcar la pauta al principio del tercer y último entrenamiento libre; de nuevo en un fin de semana ‘normal’, después de que en Austria se completase el segundo de los seis previstos este año con formato sprint. Pero a partir de la segunda media hora del último ensayo comenzó a llover ligeramente y la sesión concluyó con todos rodando con intermedios, por lo que no se mejoraron los tiempos y fue Leclerc quien comandó la tabla; con Alonso, tercero, Sainz sexto; y los dos Red Bull -que aún no habían puesto el blando y marcaron sus cronos con el medio- octavo -el neerlandés- y decimocuarto -‘Checo’-.

Williams tenía marcada esta prueba desde que se dio a conocer el calendario de 2023, dado que, en condiciones normales, Silverstone coincidiría con el Gran Premio número 800 de la historia de la otrora dominante escudería de Grove. La tragedia derivada de las inundaciones obligó, empero, a la cancelación del GP de la Emilia Romagna, en Imola (Italia); por lo que en realidad esa preciosa cifra coincide con el próximo Gran Premio, el de Hungría. Lo que no cambió los planes iniciales de los responsables del equipo inglés, que -obviamente- preferían que coincidiese con la prueba de casa.

Penúltima en el Mundial de constructores, Williams está echando el resto este fin de semana. Y si el viernes Alex Albon se había inscrito tercero en la tabla de tiempos, con el aún más sorprendente ‘rookie’ estadounidense Logan Sargeant -último en la general- quinto; en el tercer y último libre, su capitán tailandés marcó el segundo tiempo, a 179 milésimas de Leclerc, en el último libre.

Albon remataría la jornada asegurando el octavo puesto en parrilla (Sargeant bastante hizo con pasar a la Q2). Pero en Silverstone no sólo Williams corre en casa. McLaren festejó su mejor actuación a alturas de un sábado en lo que va de año; y Mercedes compite con dos pilotos locales, entre ellos Sir Lewis, plusmarquista històrico de victorias y ‘poles’ en la F1 (103, en ambos casos).

‘Checo’, que parecía haber puesto fin a su mala racha al acabar tercero el pasado domingo en Austria, en el circuito propiedad de su escudería, volvió a copar los titulares que menos le gustan, al ser el más egregio eliminado en la primera ronda. Interrumpida con bandera roja -a falta de 3:11- para retirar de pista el Haas del danés Kevin Magnussen, que se había quedado sin potencia.

El mexicano -segundo en el Mundial, a 81 puntos de su compañero-, que estaba en peligro, con el decimocuarto tiempo provisional, no dudó en ponerse el primero en la salida del ‘pit lane’; justo después del percance de Magnussen y antes de afrontar una vuelta de locos para todos, con una pista que comenzó con más humedad y estaba mejorando, obviamente, al secarse.

Verstappen dañó su alerón delantero al chocar, con subviraje, contra el muro, al salir de box con los neumáticos fríos. Por lo que tuvo que cambiarlo, antes de regresar, ocupando los últimos puestos, a la caravana que se había formado en el ‘pit lane’; antes de que todos se la jugasen a una vuelta en el primer acto. En un desenlace frenético en el que Fernando se salvó por sólo19 milésimas: las que supusieron la eliminación de ‘Checo’, con el decimoquinto tiempo.

Norris ya avisaba de que no iba de farol, con el mejor crono de la ronda, siete décimas mejor que Leclerc, que había firmado el segundo.

El finlandés Valtteri Bottas, clasificado para la Q2, había averiado su Alfa Romeo, así que había plaza gratis, para alcanzar la tercera, en la segunda ronda; que amenazaba de nuevo lluvia, por lo que había que apresurarse en marcar tiempo; y Alonso fue el primero en registrarlo. Un crono que resultó inservible, porque la pista era más rápida a cada instante; por lo que el catedrático de Oviedo lo mejoró en su siguiente intento; colocándose provisionalmente en el primer puesto con un brillante segundo sector; antes de acabar séptimo otra ronda que alteró casi todos los puestos en sus últimos segundos.

Alonso había sufrido en la Q1 al arriesgar y reservar dos juegos de neumáticos para la Q3; pero las cosas no salieron esta vez y el genio astur -a unas semanas de cumplir 42, la gran sensación de la temporada, con seis podios que lo sitúan tercero en la general: a 98 puntos del caníbal neerlandés- se conformó con salir noveno, desde la quinta fila; donde también se ubicó el francés Pierre Gasly (Alpine).

Sainz, de 28 años y quinto en el Mundial (82 puntos), al que su equipo le había pedido que le cediera el puesto en la caravana del ‘pit lane’ a Leclerc en la Q1 -que superó con el duodécimo tiempo-, acabó con el quinto crono el segundo acto; resuelto, también, en el último suspiro. Con todos gastando juegos de neumáticos a todo trapo, en un asfalto que evolucionaba constantemente.

El talentoso piloto madrileño, que apuntó que “era difícil saber exactamente qué ‘grip’ ibas a encontrar en cada curva” acabó quinto la cronometrada y desde esa plaza buscará su primer podio de la temporada; en una pista donde ganó el año pasado desde la ‘pole’. El día del famoso “stop inventing”.

En la Q2 quedaron fuera el canadiense Lance Stroll, actual compañero de Alonso; y el francés Esteban Ocon, que lo fue durante los dos pasados cursos. Verstappen tomo el mando a partir de ahí, al marcar el mejor tiempo de la ronda por delante de los dos McLaren, con Piastri segundo y Norris tercero.

Los dos pilotos de la escudería de Woking invirtieron sus plazas en el acto decisivo; en el que ‘Mad Max’ no dio opción y firmó una nueva ‘pole’, recibiendo el trofeo, en forma de neumático, de manos de otro campeón mundial, en este caso de fútbol: el argentino Paulo Dybala; apenas un día después de que éste fuese testigo directo de la victoria del tenista español Carlos Alcaraz sobre el francés Alexandre Muller en la segunda ronda del torneo de Wimbledon,

La décima carrera del año, que arranca este domingo a las tres de la tarde (las cuatro, en horario peninsular español: las 14:00 horas GMT) está previsto que se dispute a 52 vueltas, para completar un recorrido de 306,1 kilómetros. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *