Más

Suscribirse

Redes Sociales

Va por México inicia su carrera a las presidenciales entre polémica y divergencias

La coalición opositora Va por México arrancó este martes el proceso interno que determinará quién será su candidato en las elecciones presidenciales de 2024 envuelta en polémica por la falta de transparencia y los ataques frontales del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La pugna interna comenzó con los registros de tres de los aspirantes del derechista Partido Acción Nacional (PAN), uno de los tres integrantes de la coalición: el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Creel; la senadora y favorita en las encuestas, Xóchitl Gálvez, y el diputado Gabriel Quadri.

Los aspirantes del PAN entregaron una serie de documentos para formalizar su registro ante el comité organizador del Frente Amplio por México -como se ha nombrado el proceso-, convirtiéndose en los primeros en hacerlo.

Está previsto que en los próximos días hagan lo propio quienes se postulen por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), los otros dos miembros de la coalición.

“Hoy vengo a decirle adiós a Andrés (Manuel López Obrador), aquí empieza su conteo de salida, un Gobierno que ha sido pero que los cuatro jinetes del apocalipsis: muerte, guerra, hambre y epidemias”, dijo Creel en el Centro Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, a donde acudió tras ser el primero en formalizar su registro.

“Quiero, puedo y debo ser el presidente de México para cambiar la ruta que lleva este país”, manifestó.

Mientras el presidente de los Diputados centró su discurso en atacar al presidente, Gálvez, quien acudió posteriormente a la sede del partido, puso especial énfasis en la defensa de los pueblos indígenas y las mujeres, el apoyo a los empresarios y la apuesta por la educación y la sanidad.

“México no quiere que hablemos de derecha o izquierda, sino que se resuelva sus problemas. Y si quieren a una ingeniera para resolverlos, aquí me tienen”, expuso.

A partir de este martes, el resto de contendientes tendrán seis días para formalizar su incursión en el proceso, y para continuar en él deberán entregar 150.000 firmas que avalen su postulación.

Tras una fase intermedia, los tres finalistas participarán en cinco foros de debate y se someterán a una encuesta de opinión pública y a una consulta ciudadana, de las que el 3 de septiembre se desprenderá el vencedor.

ENVUELTOS EN POLÉMICAS

Va por México presentó su procedimiento interno a rebufo del anunciado por el gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que fijó el 6 de septiembre para determinar quién será su candidato presidencial para junio de 2024.

Aunque los opositores anunciarán su candidato tres días antes, comenzaron su proceso con dos semanas de demora y una serie de polémicas derivadas de la presunta falta de equidad y transparencia que han provocado la renuncia de fuertes aspirantes.

Es el caso de la senadora del PAN Lilly Téllez, representante del ala más derechista de la coalición; de la senadora del PRI Claudia Ruiz Massieu y del empresario Gustavo de Hoyos, quien se postulaba como representante de la sociedad civil apartidista.

Otra incógnita que acecha tanto a la coalición como a Morena es Movimiento Ciudadano (MC), partido que se define como una tercera vía entre el Gobierno y la oposición tradicional, y que ha denunciado que sus procesos internos violan la ley electoral, que marca el inicio de las precampañas en noviembre.

ATAQUES DESDE EL GOBIERNO

Pese a las similitudes entre los procesos del oficialismo y de la oposición, López Obrador atacó con dureza a sus contrincantes, especialmente a Gálvez, lo que le ha valido acusaciones de machismo y clasismo.

El mandatario aseguró que la senadora panista será la candidata por orden del empresario Claudio X. González, uno de sus principales enemigos políticos, y cuestionó sus raíces indígenas pese a haber nacido en un pueblo originario del céntrico estado de Hidalgo.

“Que no me venga el presidente con el cuento de que no conozco el país y que no soy pueblo”, respondió Gálvez.

“He sido una mujer honesta como funcionaria, puedo mirarles a los ojos y decirles que nunca he robado un centavo”, dijo.

La legisladora advirtió que “el enemigo” está en el Palacio Nacional.

“Todos los machos que se me han presentado enfrente los hago a un lado, y así vamos a lograr este proyecto”, agregó. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *