Más

Suscribirse

Redes Sociales

Unos cien cadáveres se acumulan en el hospital Al Shifa de Gaza sin poder ser enterrados

EFE
EFE

El hospital Al Shifa, al límite por falta de electricidad, busca cavar una fosa común para enterrar a unos cien cuerpos que es incapaz de conservar en cámaras frigoríficas, pero no puede hacerlo por el asedio y los ataques israelíes, denunció hoy a EFE un miembro de su personal médico.

“Tenemos unos cien cadáveres que deberíamos enterrar en una fosa común, están en mal estado y las moscas ya se les acercan, pero no podemos cavar ningún agujero porque tememos que si traemos una excavadora estará bajo fuego, por ahora no es seguro”, dijo Marwan Abu Sada, doctor del centro médico, en una llamada con EFE.

Mientras Israel sigue rodeando los principales centros médicos de la ciudad de Gaza y el norte de la Franja -donde lleva a cabo su invasión terrestre-, hospitales como Al Shifa han sufrido “varias tandas de ataques directos” desde el viernes, parte de ellos causando muertos entre los 10.000 desplazados alojados en el mismo complejo.

El combustible del hospital también se acabó por completo, por lo que los generadores que producen electricidad no funcionan, y el centro médico solo puede conseguir energía con algunos paneles solares que le sirven para mantener activa la unidad de emergencias, mientras los otros departamentos están bajo mínimos.

A su vez, remarcó que la electricidad se acaba totalmente durante las horas de la noche, cuando no recibe energía solar.

“Estamos atendiendo aún a los pacientes” pero de forma precaria, mientras un bebé prematuro murió por falta de electricidad en las incubadoras y otros 38 podrían morir si no vuelve la energía, dijo Abu Sada.

Más allá de los pacientes, hay muchos desplazados que ahora están en los pasillos del hospital porque solo “se sienten a salvo en el interior del edificio”, agregó el doctor, que aseguró que la gente “tiene miedo de salir fuera porque está asustada por los ataques”.

También remarcó que en estas circunstancias no es seguro salir o evacuar del hospital, como está pidiendo el Ejército israelí.

“Estamos en una zona de guerra y no es seguro ni entrar ni salir porque los israelíes disparan”, dijo el doctor, que lamentó que ahora el hospital “se halla en una zona de guerra” y se escuchan ruidos de explosiones de fondo.

Abu Sada negó las acusaciones de Israel de que el grupo islamista Hamás tiene un centro e infraestructura militar en túneles bajo el hospital.

“Que los israelíes vengan al hospital y comprueben si dentro hay algún miembro de Hamás. Solo estamos personal médico, pacientes, heridos y desplazados”, aseguró, condenando que el hospital sea un objetivo militar.

Según dijo, desde la víspera no están entrando ni saliendo ambulancias del centro, por lo que no se pueden traer ni ir a recoger a posibles heridos por los fuertes bombardeos que siguen en la Franja.

Desde el inicio de la guerra el pasado 7 de octubre, más de 11.000 gazatíes han muerto por los ataques israelíes sobre el enclave y casi 27.500 han resultado heridos. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *