Más

Suscribirse

Redes Sociales

Unos 625,000 alumnos gazatíes no pueden acceder a la educación por la guerra con Israel

EFE/EPA/HAITHAM IMAD
EFE/EPA/HAITHAM IMAD

Cerca de 625,000 estudiantes palestinos de la Franja de Gaza se han quedado sin acceso a la educación a raíz de la guerra entre Israel y el grupo islamista Hamás, en la que más de 4.000 alumnos del enclave han muerto y casi 8.000 han resultado heridos, dijeron autoridades palestinas.

“La ocupación israelí priva a más de 625.000 estudiantes en la Franja de Gaza de la educación debido a la ofensiva” militar que se inició al estallar la guerra el 7 de octubre, indicó la agencia oficial de noticias palestina Wafa, con motivo del Día Internacional de la Educación.

Al menos 4.510 alumnos del enclave y 231 profesores o administradores de escuelas han muerto, mientras que 7.911 estudiantes y 756 profesores han resultado heridos, añadió.

Además, la guerra en la Franja agudizó la violencia en Cisjordania ocupada, donde 41 estudiantes palestinos fueron asesinados, 282 resultaron heridos y 85 fueron arrestados en eventos violentos, añadió la misma fuente.

La ONG internacional Acción contra el Hambre pidió “un alto el fuego inmediato y sostenido para proteger a los niños y su derecho a la educación durante las emergencias en Gaza y Cisjordania”.

Antes de la guerra, los alumnos en la Franja de Gaza tenían un “disfrute limitado de la educación. Hoy en día, este derecho no existe”, denunció la organización, al asegurar que 76 % de las escuelas de Gaza están dañadas o destruidas, mientras que 264 se utilizan como refugios para los cerca de 1,4 millones de desplazados internos en Gaza.

La guerra “ha expuesto a niños de todas las edades a la muerte, la orfandad, el hambre, las enfermedades contagiosas y episodios extremadamente traumáticos”, subrayó.

Por otro lado, durante el último año en Cisjordania ocupada 5.870 alumnos de 117 comunidades se quedaron sin educación primaria y otros 4.600 niños “tuvieron dificultades para acceder a la educación diaria debido a las restricciones de movimiento, los controles de seguridad y el continuo sometimiento a acoso, intimidación y violencia en su camino a la escuela”, aseguró Acción contra el Hambre.

A finales de 2023, dos aulas de una escuela en Jirbet Zanuta, en Hebrón, “fueron incendiadas y luego arrasadas y demolidas por colonos (israelíes). Pocas semanas después, las comunidades de los alrededores fueron desplazadas y reubicadas a la fuerza, lo que provocó que sus hijos perdieran el acceso a la educación”, explicó.

Al menos 38 escuelas en Cisjordania fueron asaltadas y vandalizadas desde que estalló la guerra, según Wafa, que estima que hay unos 1,4 millones de estudiantes en Gaza y Cisjordania ocupada.

La guerra entre Israel y Hamás estalló el 7 de octubre tras un ataque del grupo islamista que dejó unos 1.200 muertos. Desde entonces, el Ejército israelí mantiene una fuerte ofensiva por aire, tierra y mar sobre la Franja de Gaza que ha dejado más de 25.700 gazatíes muertos (entre ellos más de 10.000 niños) y 63.740 heridos.

Esta escalada ha provocado un repunte de violencia en Cisjordania ocupada, donde al menos 370 palestinos (incluidos 91 menores) han muerto en eventos violentos desde que empezó la guerra. La mayoría murieron por fuego de tropas israelíes pero nueve asesinados por colonos, incluido un niño. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *