Más

Suscribirse

Redes Sociales

Unos 2,5 millones de usuarios acuden a Mastodon desde que Musk compró Twitter

La red social Mastodon, una red social descentralizada creada en 2016, anunció este martes que sus usuarios activos se han disparado desde que el magnate Elon Musk se hizo con Twitter, pasando de 300.000 usuarios activos mensuales en octubre a 2,5 millones en noviembre.

En un comunicado, el director general, fundador y desarrollador principal de Mastodon, el alemán Eugen Rochko, indica que su red social es “radicalmente diferente” de las otras redes sociales.

“Esta puede ser una de las razones por las que Mastodon ha explotado recientemente en popularidad, saltando de aproximadamente 300.000 usuarios activos mensuales a 2,5 millones entre los meses de octubre y noviembre, con cada vez más periodistas, figuras políticas, escritores, actores y organizaciones”, anota Rochko.

Musk se hizo cargo oficialmente de Twitter a fines de octubre, tras comprar la aplicación por 44.000 millones de dólares. En tanto, el gran aumento de usuarios activos de Mastodon fue casi paralelo al salto del magnate a las redes sociales, aunque no puede demostrarse que esos usuarios procedieran de Twitter.

“La libertad de prensa es absolutamente esencial para una democracia funcional, estamos entusiasmados de ver crecer a Mastodon y convertirse en un nombre familiar en las salas de redacción de todo el mundo, y estamos comprometidos a continuar mejorando nuestro software para enfrentar los nuevos desafíos que se presenten”, añade el fundador.

Mastodon funciona de manera similar a Twitter, pero en vez de priorizar sus post por medio de un algoritmo, se basa en una línea cronológica, no tiene publicidad -se financia con donaciones de los usuarios- y tampoco cuenta con un servidor central.

En noviembre pasado, el medio Axios anotaba que Mastodon tenía 4,5 millones de usuarios.

En el comunicado, Rochko también abordó las prohibiciones, posteriormente revocadas, de Twitter de compartir enlaces de otras redes sociales, entre ellas Mastodon.

“Este es un claro recordatorio de que las plataformas centralizadas pueden imponer límites arbitrarios e injustos sobre lo que los usuarios pueden y no pueden decir”, subraya Rochko.

“En Mastodon creemos que no tiene que haber un intermediario entre el usuario y su audiencia y que los periodistas y las instituciones gubernamentales, especialmente, no deberían tener que depender de una plataforma privada para llegar al público”, concluye. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *