Más

Suscribirse

Redes Sociales

Una ONG denuncia que cuatro migrantes murieron en un bote atacado por guardacostas libios

EFE
EFE

El barco humanitario Sea-Eye 4, de la ONG alemana Sea Eye, localizó un bote en el Mediterráneo central en el que pudo rescatar a 49 migrantes, entre ellas una mujer embarazada en condiciones graves, aunque también localizó otras cuatro personas muertas.

“Nos llena de gran tristeza porque nuestra tripulación descubrió cuatro cadáveres a bordo del bote, para los cuales la ayuda llegó demasiado tarde”; informó la organización en sus redes sociales, donde también indicó que los guardacostas libios “habían perturbado tanto la operación que varias personas cayeron al agua”.

El navío humanitario intervino el viernes después de que Alarm Phone, una organización que recibe las llamadas de embarcaciones en peligro, informara de la posición de un barco del que varias personas habían caído al agua.

Según el relato de Sea Eye, “la Guardia Costera libia dio instrucciones por radio a Sea Eye 4 para que se alejara del lugar” ya que “de lo contrario serían atacados”.

Aún así, la tripulación decidió socorrer a la barca, de la que varias personas cayeron al agua al tratar de huir de las autoridades libias.

Entre los 49 migrantes rescatados una mujer embarazada tuvo que ser evacuada hasta la isla de Lampedusa, el enclave más próximo a las costas africanas, por la Guardia Costera de Italia.

En un comunicado, Sea Eye denunció que había solicitado varias veces al servicio de Salvamento Marítimo italiano la evacuación médica urgente de la mujer, pero que Italia respondió refiriéndose al Centro de Control de Emergencias Marítimo de Libia y al servicio telemédico italiano.

Además, otras dos personas también precisaron atención médica por ahogamiento.

“Se trata de un escándalo médico, ético y humanitario que debería llevarse ante todos los tribunales del mundo”, declaró Jan Ribbeck, jefe de operaciones de Sea-Eye.

Tras la evacuación médica el navío se dirige ahora al puerto de Vibo Valentia, en la región de Calabria (sur) para desembarcar al resto de personas.

Este verano, Sea Eye demandó al ministerio de Transportes italiano por bloquear a su barco humanitario en el puerto de Ortona (centro de Italia) tras realizar dos rescates consecutivos en el Mediterráneo, contrariando una nueva ley promulgada por el Gobierno de Giorgia Meloni. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *