Más

Suscribirse

Redes Sociales

Una niña es asesinada en un barrio de la zona urbana de El Salvador

EFE/Rodrigo Sura
EFE/Rodrigo Sura

La Policía de El Salvador reportó el homicidio de una menor en una colonia (barrio) de la zona urbana de San Salvador, donde se desplegó a investigadores y a agentes para dar con los responsables.

El hecho habría sucedido en la popular colonia La Campanera, perteneciente al municipio de Soyapango, la segunda ciudad más poblada del Área Metropolitana de San Salvador -integrada por 14 municipios-.

De acuerdo con la Policía Nacional Civil (PNC), la víctima fue “encontrada fallecida en una zona verde de la comunidad”.

El titular del Ministerio de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, señaló en una rueda de prensa que “hasta este momento ya tenemos la detención de 3 personas en vía de investigación” e indicó que “descartamos, preliminarmente, que el tipo de actividad (el hecho) esté relacionada con los terroristas (pandilleros) que por más de 20 años cogobernaron en este país”.

El director de la PNC, Mauricio Arriaza Chicas, apuntó que entre las personas detenidas – 2 hombre y 1 mujer – está la madre de la menor por “el descuido y el desamparo de la niña”.

Chicas relató que “el día de ayer (lunes), a eso de las 6.00 de la tarde, la madre de la mejor se presenta a la estación de Policía en la Campanera y avisa que la niña se le había desaparecido”.

Según medios locales, “la niña de 7 años fue reportada como desaparecida, el lunes por la tarde, cuando salió a comprar a una tienda en el reparto La Campanera, de Soyapango, y fue encontrada muerta esta mañana”.

Señalan que “desde que no regresó a su vivienda, residentes del lugar comenzaron con la búsqueda de la menor por la zona donde fue vista por última vez”.

Las informaciones indican que el cuerpo de la víctima fue “encontrado en el interior de un saco”.

El hecho sucede en medio de una llamada “guerra contra las pandillas” que el Gobierno del presidente Nayib Bukele lleva a cabo en el país centroamericano amparado en un régimen de excepción, aprobado en marzo del año pasado por el Congreso tras una escalada de violencia en un fin de semana.

El pasado diciembre, unos 10.000 miembros de la Fuerza Armada y de la Policía Nacional fueron desplegados en el municipio de Soyapango, como parte de un cerco de seguridad para “extraer” a pandilleros que aún no habían sido capturados.

Dicho cerco aún se mantiene, de acuerdo con las autoridades de Seguridad.

Con base en cifras oficiales, esta medida ha dejado a unas 73.000 personas detenidas, a las que el Gobierno acusa de pertenecer a las pandillas, mientras que organizaciones humanitarias dan cuenta de más de 5.000 “víctimas directas” de atropellos a derechos humanos, principalmente por detenciones arbitrarias. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *