Una estampida por comprar tarjetas gráficas, la economía lineal y el impacto de los componentes electrónicos en el medio ambiente

82 vistas
5 min lectura
Fuente: Pixabay

Un vídeo publicado en redes muestra a un grupo de personas en estampida para comprar una tarjeta gráfica ¿Qué dice esto del consumo de componentes electrónicos en el contexto actual?

Un vídeo en redes sociales enmarca a un grupo de personas que corren en estampida hacia una tienda que vende componentes de computadoras para comprar una tarjeta gráfica.

Este vídeo demuestra la creciente popularidad de la venta de componentes de computadoras de escritorio que son armadas por sus propietarios desde cero, poniéndoles hasta luces de colores RGB para una mejor estética.

Según fuentes oficiales, los datos de ventas de tarjetas gráficas aumentaron en un 38% en el primer cuatrimestre de 2021, mientras que la venta de computadoras de escritorio se disparó en un 50%.

El fenómeno es consecuencia de la pandemia que ha obligado a las personas a permanecer en casa y a través de los influencers gamers se ha popularizado el generar más potencia en las computadoras para tener acceso a una gama de funciones superiores en el equipo.

También en consecuencia del aumento de la demanda de los componentes electrónicos sin mencionar las limitaciones de la pandemia ha generado una escasez de dichos productos por lo que hay un choque entre el fenómeno social de la popularidad de los componentes electrónicos de las PC y la incapacidad de tener suficiente stock para atender la demanda.

LA ECONOMÍA LINEAL Y LOS COMPONENTES ELECTRÓNICOS

También hay una relación entre el consumo de componentes electrónicos y la economía lineal, es decir, este modelo de producción en el que la producción industrial se dedica a innovar constantemente sus productos además de fabricar productos que no están hechos para durar y cuyo ciclo de vida comienza con la fabricación y termina como desecho, una constante mejora en los componentes para PC es una muestra clara de este modelo puesto que las estampidas como la que se presenta en el vídeo son consecuencia de salida constante de componentes mejorados.

Posterior a la adquisición de un componente nuevo la esperanza de este es ser desecho o ser vendido en segunda mano, por lo que en la pandemia los índices de desechos electrónicos en México se han disparado con un pronóstico que representa un aumento del 17% de producción por año para 2026, es decir, 1.7 millones de toneladas por año según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México.

“El aumento en la compra de televisiones, computadoras y teléfonos móviles por el teletrabajo y la educación a distancia por covid-19, puede aumentar el riesgo de exposición a sustancias altamente tóxicas que representan alrededor de 6 por ciento de los residuos electrónicos, es decir, alrededor de 66 mil de toneladas anuales”, señaló en videoconferencia Ricardo Ortiz Conde, director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la Semarnat.

Anidado a esto, a mayor demanda de componentes electrónicos existe un aumento de la necesidad de materia prima para fabricarlos, esta proviene principalmente de las minas de metales, que según el proyecto de investigación ESMIMET que es financiado por la Unión Europea en el marco del programa FEDER Interreg Poctep 2014-2020, traen consecuencias negativas para el medio ambiente como la modificación del paisaje, expulsión de gases y polvo tóxico a la superficie, erradicación de la vegetación y la fauna de las zonas minadas y severa contaminación al agua.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

México y Estados Unidos inician una «nueva era» con la exitosa visita de Harris

Siguiente noticia

El Senado de Estados Unidos aprueba presupuesto millonario para competir con China