Un sinaloense en Madrid

593 vistas
4 min lectura
Gobierno de México

¿Qué le vio Andrés Manuel López Obrador a Quirino Ordaz Coppel, gobernador saliente de Sinaloa, para proponerlo como embajador de México en Madrid? Son varios puntos, pues no solo su perfil de empresario lo llevó a tener una buena administración de su entidad, en términos económicos, y mantener un estado tan complejo en orden.

El presidente López Obrador, adelantó que, como las relaciones entre nuestro país y España están en una nueva etapa; la ayuda de Quirino Ordaz Coppel será vital, pues buscará restablecerlas a plenitud.

Este es un ejemplo claro de que para ser un buen político no basta con querer serlo. Si hacemos una remembranza de los mejores operadores políticos para AMLO, han sido sin duda, los priístas.

Es el caso de Quirino, quien supo llevar bien el tema de El Chapito y todo lo que conlleva; la administración de Alejandro Murat en Oaxaca, también gran aliado del Presidente, junto con Alfredo del Mazo en el Estado de México.

A esta lista de priístas reconocidos por Andrés Manuel como aliados y buenos políticos, se suma el panista Antonio Echevarría, gobernador saliente de Nayarit, pues ha desempeñado un “gran trabajo” en el estado –sobre todo en materia de seguridad–, en palabras del propio Presidente, quien aseguró que no dudará en invitarlo a colaborar a su gabinete.

Y es que, si bien ha habido casos muy vergonzosos de corrupción priísta, también lo han sido panistas, morenistas y de otros partidos.

Hoy el presidente López Obrador, como un ampáyer de beisbol profesional, lanza señales que vislumbran el declive de Morena y la creación de un nuevo partido; formado por talentos sin importar la filiación partidista y solo aprovechando sus máximas capacidades políticas, administrativas y de probidad absoluta.

Si bien es cierto que Morena, con todos los descalabros que ha tenido, existe gente que también vale la pena; y que no todos se han aprovechado de sus cargos o han abusado de sus fueros, como algunos políticos como el ahora exdiputado Saúl Huerta; acusado por abuso sexual de por lo menos dos jóvenes menores de edad; o Irma Eréndira Sandoval, quien tuvo que dejar su cargo como titular de la Secretaría de la Función Pública, por jugar a las contras con el mismo Presidente.

Y no se diga de políticos como Francisco Javier García Cabeza de Vaca, todavía gobernador panista de Tamaulipas; quien se escuda en su fuero para evadir acusaciones por diversos delitos. Así, hay más casos de políticos y secretarios que están entregando cuentas malas y vergonzosas en sus administraciones en todos los niveles.

Por ello, no debe extrañarnos que en breve se anuncie un nuevo partido que podría ser el dream team político de Andrés Manuel; con talentos probados de diversas filiaciones, y que al paso y al peso del Presidente se perfila como el mejor estadista político que ha habido en la historia contemporánea.

Es cierto que falta mucho por recorrer, y que hay que aprenderle al presidente López Obrador; saber leer sus movimientos, pero por ahora es un presidente muy democrático, honesto y profundamente mexicano, preocupado por su gente.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Presidente de Ucrania traslada a Bach su deseo de organizar los JJOO de Invierno

Siguiente noticia

Instituto de Salud de EE. UU. con el Dr. Fauci dio $3.3 millones al laboratorio chino de Wuhan