Más

Suscribirse

Redes Sociales

Un palestino muerto por fuego israelí tras atacar con martillo a un soldado

Un palestino murió esta madrugada por disparos de un soldado del Ejército israelí al que atacó con un martillo, siendo este el tercer palestino que muere por fuego israelí en cuestión de tres días en Cisjordania ocupada.

“Durante una actividad rutinaria del Ejército israelí junto a la localidad de Baytin, un sospechoso atacó a un soldado con un martillo, hiriéndolo a la cara”, informó un portavoz castrense. Según añadió, el militar “respondió disparando con fuego real y neutralizó” al atacante, al que se encontró también un cuchillo.

El soldado, un conductor, resultó herido leve en la cara y fue tratado en el mismo lugar de los hechos.

El Ministerio de Sanidad palestino confirmó la muerte del atacante, aunque todavía no se le ha podido identificar.

Durante los últimos días, la muerte de palestinos por disparos de soldados israelíes en Cisjordania se ha producido casi a diario. En ocho días, han muerto un total de siete personas. A su vez, con el fallecido de hoy, tres palestinos han muerto de forma consecutiva en los últimos tres días.

Las tensiones siguen altas en este territorio por las casi constantes redadas y operaciones de arresto israelíes que se producen semanalmente desde abril, tras seis ataques que acabaron con la vida de 18 personas en Israel.

Más de 1.500 personas fueron arrestadas desde entonces, y más de 90 palestinos han muerto por fuego israelí en lo que va de 2022.

Entre los fallecidos palestinos predominan milicianos armados que responden con violencia a las incursiones de tropas israelíes, y atacantes individuales contra soldados, objetivos militares o asentamientos de Cisjordania, pero también hay civiles desarmados, menores y periodistas, como la reportera Shireen Abu Akleh.

Por otro lado, el aparato de seguridad israelí se ha quejado de que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) tiene poca presencia o está perdiendo el control de áreas de Cisjordania como la zona norteña en torno a las ciudades de Nablus o Yenín, foco de los enfrentamientos de los últimos meses.

Por su parte, la ANP asegura que la falta de seguridad en la región se produce también a raíz de las constantes incursiones israelíes, un elemento que escala más la tensión en el lugar.

Israel ocupó Cisjordania y Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días de 1967, en lo que supone una de las ocupaciones más largas de la historia reciente que se prolonga hasta la actualidad. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *