Más

Suscribirse

Redes Sociales

Un millonario proyecto hidroeléctrico en Argentina paralizado por falta de fondos

Pixabay
Pixabay

Un millonario proyecto para construir dos represas en la provincia patagónica de Santa Cruz quedó paralizado por falta de fondos y problemas contractuales y la firma contratista, liderada por la empresa china Gezhouba, anunció que dejará una dotación mínima hasta que alcance un acuerdo con el Gobierno de Argentina.

La UTE (unión transitoria de empresas) Represas Patagonia, liderada por Gezhouba, dijo en un comunicado que “prescinde momentáneamente de parte del personal vinculado al proyecto”, manteniendo “una dotación en las obras con mínima actividad para garantizar su continuidad”.

El comunicado no precisó el número de trabajadores despedidos, pero medios locales afirman que asciende a unos 1.800.

Las obras de construcción de las centrales hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz fueron adjudicadas a Represas Patagonia por la estatal Energía Argentina (Enarsa).

El proyecto entró en pausa en noviembre de 2023 por la falta de fondos destinados a la construcción de las obras, “incluso a pesar de los continuos aportes extraordinarios otorgados por la UTE, especialmente de la casa matriz de China Gezhouba Group Company Limited”, indica el comunicado.

A ello se ha sumado la decisión del Gobierno de Javier Milei, quien asumió la Presidencia argentina el 10 de diciembre pasado, de no financiar más obras públicas con recursos del Estado, una medida en línea con su objetivo de lograr superávit fiscal este año.

Con todo, la UTE, que mantiene negociaciones con Enarsa, confía en que una “resolución de los procesos contractuales pendientes, junto al nuevo programa de ejecución de obra viable -ya elaborado en conjunto con el comitente-, permitirá continuar con la planificación exhaustiva de las actividades en obra”.

Según el comunicado, el Estado argentino “está cumplimentando” las condiciones necesarias para la continuidad de los desembolsos por parte de Gezhuba y, una vez resueltas esa situación, “se podrá comenzar a recuperar los puestos de trabajo, sumar nuevos y aumentar las actividades”.

Gezhouba desembolsó a finales de 2022 unos 480 millones de dólares para financiar parte de la obra y el año pasado se comprometió a desembolsar otros 500 millones de dólares.

Las centrales hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic fueron diseñadas para conformar un complejo con capacidad de generación de 5.093 gigavatios por año.

Las obras, con un coste total calculado en unos 5.000 millones de dólares, se iniciaron en 2015 y lograron un avance del 42 % en el caso de la represa Cepernic y del 20 % en el caso de la central Kirchner. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *