Más

Suscribirse

Redes Sociales

Un millón de niños en Burkina Faso no pueden seguir estudiando por los ataques yihadistas

Fuente: Unsplash
Fuente: Unsplash

Al menos una de cada cuatro escuelas de Burkina Faso no pudieron empezar el nuevo curso escolar debido a la inseguridad generada por los grupos yihadistas, que asolan muchas partes del país desde 2015, lo que está impidiendo que alrededor de un millón de niños continúen sus estudios, informó hoy Unicef.

“Es preocupante que tantos niños aún no puedan volver a la escuela debido a la violencia y la inseguridad, con tantas escuelas cerradas. Necesitamos poder seguir trabajando y garantizar que todos los niños de Burkina Faso tengan accedo a la educación”, señaló en un comunicado el representante de Unicef en el país, John Agbor.

Sin embargo, esta institución de la ONU destacó que, pese a todos los obstáculos, más de 3,8 millones de niños burkineses están escolarizados, incluso en regiones afectadas por la violencia yihadista.

Varios grupos yihadistas, ligados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico, se han expandido sobre todo en el norte del país y desde 2015 atacan constantemente a la población local.

El país también encajó el año pasado dos golpes de Estado (el 24 de enero y el 30 de septiembre), entre el descontento de la población y el Ejército por los ataques terroristas, que han desplazado a más de dos millones de personas.

Según la ONU, el 58 % de las personas que han tenido que abandonar sus hogares por temor a la violencia son niños. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *