Más

Suscribirse

Redes Sociales

Un buque atacado por los hutíes se hunde en el mar Rojo, según el Gobierno del Yemen

EFE/EPA/YAHYA ARHAB
EFE/EPA/YAHYA ARHAB

El buque Rubymar, cargado con miles de toneladas de fertilizante, se ha hundido en el mar Rojo tras sufrir un ataque a mediados de febrero por parte de los rebeldes hutíes del Yemen, informó este el Gobierno yemení internacionalmente reconocido.

El navío, de propiedad británica y con bandera de Belice, se hundió la noche del viernes por “factores meteorológicos y fuertes vientos”, dijo la célula de crisis que gestiona el hundimiento del buque en un comunicado reproducido por la agencia de noticias oficial yemení Saba.

De acuerdo con la nota, el hundimiento “provocará un desastre medioambiental en las aguas territoriales yemeníes y en el mar Rojo”, al tiempo lamentó que la comunidad internacional “no ha respondido a los llamamientos del Gobierno para evitar el desastre” después de que el buque quedara abandonado y semihundido durante casi dos semanas.

Ante esta amenaza, la célula de crisis indicó que está estudiando “los próximos pasos y determinar las mejores formas de afrontar las repercusiones y atender el desastre ambiental resultante” del ataque de los hutíes, perpetrado el pasado 19 de febrero en el golfo de Adén, la puerta de entrada al mar Rojo.

Desde entonces, el Gobierno yemení pidió a todos los países, organizaciones y a la propia ONU que afronten rápidamente la crisis del Rubymar, que quedó varado con una carga de “grandes cantidades de amoníaco y aceites”, para evitar “la fuga de estos materiales peligrosos a las aguas marinas”.

El Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) indicó entonces que el buque transportaba más de 41.000 toneladas de fertilizante cuando fue atacado, mientras que el Ejecutivo yemení dijo que tenía una carga de alrededor de 22.000 toneladas de fosfato amónico, altamente tóxico.

Según las autoridades yemeníes, la dirección del barco era de nacionalidad siria y su tripulación estaba formada por 24 personas: 11 sirios, seis egipcios, tres indios y cuatro filipinos, que fueron evacuados a Yibuti.

Las aguas yemeníes del mar Rojo estuvieron a punto de sufrir otra catástrofe medioambiental a raíz de la descomposición del buque FSO Safer, varado frente a la costa del Yemen desde 1988 y cuyas operaciones de transferencia de los más de 1,14 millones de barriles de petróleo que contenía finalizaron con éxito a mediados de agosto de 2023. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *