Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ucrania, un país en guerra que inicia ademas la larga y compleja negociación hacia la UE

EFE
EFE

La UE ha tomado la decisión política de abrir las negociaciones de adhesión con Ucrania, un país en guerra. Como dijo el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ante los líderes europeos, había que evitar dar al presidente ruso, Vladímir Putin, la que sería “su primera y única victoria del año”.

Tras conocerse la decisión europea, Zelenski indicó en la plataforma X que se trata de “una victoria para Ucrania. Una victoria para toda Europa. Una victoria que motiva, inspira y fortalece”.

Es la primera vez que la UE negocia con un país en guerra. Pero al mismo tiempo que se decidía iniciar las negociaciones de adhesión, se aplazaba a enero próximo la discusión sobre un nuevo paquete de ayuda económica de 50.000 millones de euros, bloqueados por el veto del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán.

Más allá de la decisión, el camino hacia la UE es largo, como lo demuestra el resto de países que negocian. Serbia lleva negociando desde 2014. Turquía, que solicitó su adhesión en 1987, es el miembro que más tiempo lleva en la lista de candidatos, seguido por Macedonia del Norte, Albania y Montenegro

Ucrania, Moldavia y Georgia han sido los últimos en incorporarse, justo los tres países que tienen problemas fronterizos y de minorías con Rusia.

Ucrania

Ucrania solicitó la adhesión a la UE el 28 de febrero de 2022 (cuatro días después de comenzar la invasión rusa) y el 17 de junio de ese año, la Comisión Europea emitió su dictamen: pidió que fuera considerado “candidato” con la condición de que realizara “importantes” reformas en áreas como el Estado de derecho y la corrupción.

El 23 de junio de 2022, el Consejo Europeo concedió la condición de país candidato. En noviembre pasado, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, visitó Kiev y afirmó que Ucrania ha realizado “más del 90 %” de las reformas que se le pedían. Este jueves, el Consejo Europeo acordó abrir las negociaciones de adhesión con Ucrania tras esquivar el veto de Hungría.

Moldavia

El Consejo Europeo decidió también ayer abrir las negociaciones de adhesión con Moldavia, que solicitó su ingreso en la UE el 3 de marzo de 2022. El 17 de junio de ese año la Comisión recomendó que se le diera el estatus de país candidato, con la condición de que progresara en Estado de derecho y lucha contra la corrupción.

Georgia

El Consejo Europeo otorgó ayer el estatus de país candidato a Georgia, que había solicitado su ingreso en la UE el 3 de marzo de 2022. El 17 de junio siguiente la Comisión emitió su dictamen, en el que reconoció la “perspectiva europea” del país pero, a diferencia de Ucrania y Moldavia, no recomendó todavía que fuera considerado candidato.

Serbia

Serbia solicitó la adhesión a la UE en diciembre de 2009 y obtuvo el estatuto de país candidato en marzo de 2012. Las negociaciones de adhesión entre la UE y Serbia se iniciaron en enero de 2014 y, hasta la fecha, se han abierto 22 de los 35 capítulos que conforman las conversaciones.

La normalización de las relaciones con Kosovo, que declaró la independencia de Serbia en 2008 de forma unilateral, es el principal obstáculo para que el país pueda convertirse en un Estado miembro de la UE.

Kosovo

Kosovo presentó la solicitud de adhesión en 2022 pero su petición está paralizada. El Gobierno kosovar insiste en pedir para el país el estatus de candidato a ingresar en la UE y el reconocimiento de su independencia también por los cinco países comunitarios que no la aceptan: España, Grecia, Chipre, Eslovaquia y Rumanía.

Bosnia-Herzegovina

Bosnia y Herzegovina solicitó la adhesión a la UE en febrero de 2016 y obtuvo el estatuto de país candidato en diciembre de 2022, a condición de que tomara las medidas para reforzar el Estado de derecho, la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada, la gestión de la migración y los derechos fundamentales.

Para iniciar las negociaciones de adhesión, la UE pidió a Bosnia y Herzegovina reformas que se centran en los ámbitos de la democracia, el Estado de derecho, los derechos fundamentales y la reforma de la administración pública.

Montenegro

Montenegro solicitó la adhesión a la UE en diciembre de 2008 y le fue concedido el estatuto de país candidato en diciembre de 2010.

Las negociaciones de adhesión comenzaron en 2012 y a día de hoy se han abierto 33 capítulos y se han cerrado tres de forma provisional, los relativos a la Política Exterior y de Defensa y a los ámbitos de Educación e Investigación.

El informe de la Comisión de noviembre de este año señaló que los avances en las reformas de Montenegro para el acceso a la UE se han estancado en gran medida, ya que ha sufrido una profunda polarización e inestabilidad política.

Macedonia del Norte y Albania

Macedonia del Norte presentó la solicitud en 2004 y en 2005 obtuvo el estatus de país candidato.

Albania, por su parte, solicitó el ingreso en 2009 y tuvo que esperar hasta 2014 para convertirse en candidato.

El 24 de marzo de 2020, los ministros de Asuntos Europeos llegaron a un acuerdo para el inicio de las negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte, que se adoptó formalmente mediante procedimiento escrito y fue refrendado por los miembros del Consejo Europeo dos días después.

La Comisión Europea señaló en su informe de noviembre que Macedonia del Norte había logrado avances en áreas de la justicia, la libertad y la seguridad, incluida la lucha contra el crimen organizado y la gestión de la migración, aunque le pidió más esfuerzos contra la corrupción o el crimen organizado.

Y a Albania le pidió mayores esfuerzos en materia de libertad de expresión, cuestiones de las minorías y derechos de propiedad, así como en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado

Turquía

Turquía es el país con el proceso de adhesión más largo, pues solicitó el ingreso en 1987 a la entonces Comunidad Económica Europea y obtuvo el estatus de país candidato en 1999.

Las negociaciones de adhesión no se iniciaron hasta 2005 y hasta la fecha se han abierto 16 capítulos y se ha cerrado uno, el relativo a Ciencia y Tecnología.

Sin embargo, en junio de 2018 la UE declaró congelado el proceso de adhesión de Turquía por su alejamiento de los valores comunitarios tras años de desencuentros por la crisis de refugiados en 2015, las tensiones con Grecia por el control de aguas territoriales o las medidas “desproporcionadas” de Ankara después del fallido golpe de Estado de 2016.

No obstante, el principal escollo para su adhesión es que Turquía no reconoce a Chipre, un Estado miembro de la UE con quien no mantiene relaciones desde 1974, cuando las tropas turcas invadieron el norte de la isla. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *