Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ucrania, decepcionada por la decisión del COI de abrir la puerta a los rusos

Ucrania ha acogido con decepción la recomendación del Comité Olímpico Internacional (COI) para permitir a atletas rusos, sí como a bielorrusos, volver a las competiciones individualmente y bajo bandera neutral e intenta convencer a la comunidad internacional de que los nacionales del país invasor y su aliado no deberían estar en los JJOO de 2024.

El COI acordó el martes recomendar a las federaciones internacionales y a los organizadores de competiciones deportivas que acepten la participación de atletas rusos y bielorrusos, lo que se considera puede abrirles la puerta a los Juegos que se disputarán en París.

El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, consideró que la prohibición, introducida tras el inicio de la invasión rusa en 2022, estaba motivada por la insistencia de varios comités nacionales y las dudas por la seguridad de los atletas rusos y bielorrusos, pero descartó que eso sea ya un motivo de preocupación.

El anuncio fue recibido con críticas por los principales atletas ucranianos, así como por sus colegas internacionales, abogados y políticos, e incluso por los gobiernos de Alemania y Polonia, así como de los países bálticos.

Consideraron en que tal decisión ignora la necesidad de proteger los derechos de los atletas ucranianos, así como el posible uso del deporte por la propaganda rusa y la necesidad de aislar a Moscú y Minsk por la agresión contra Ucrania.

La profesora Patricia Wiater, autora del dictamen jurídico del Comité Olímpico Alemán (DOSB) sobre los atletas rusos, declaró en una rueda de prensa organizada el miércoles por los atletas ucranianos, que el COI hizo primar los derechos de los atletas rusos y bielorrusos, por encima de las necesidades de los ucranianos.

Al menos 262 atletas ucranianos han muerto y 343 estadios y otros objetos de la infraestructura deportiva del país han sido destruidos desde el inicio de la invasión. La mayoría de los deportistas ucranianos de elite se ven ahora obligados a entrenar en el extranjero.

Se trata de una preocupación común, expresada en una reciente entrevista a EFE por Zhan Beleniuk, oro olímpico en Tokio 2020 en lucha grecorromana y diputado en el Parlamento ucraniano, es que el principio de “no mostrar apoyo activo a la guerra”, propugnado por el COI, se convierta en una simple formalidad, que no impediría la participación de quienes sí apoyan la invasión.

Al menos 317 atletas rusos han apoyado abiertamente la invasión de Ucrania, según la lista continuamente actualizada del medio deportivo local “Tribuna”.

Olha Kharlan, ucraniana medalla de oro olímpico en esgrima, afirma que ni un solo colega ruso o bielorruso se puso en contacto con ella, ni siquiera en privado, para ofrecerle su apoyo o expresar su desacuerdo con las acciones de sus gobiernos.

La tenista Lesia Tsurenko aseguró que ella y otras compañeras ucranianas sufrieron ataques de pánico al no sentirse protegidas por la WTA, que permitió competir a rivales rusas y bielorrusas y reaccionó con debilidad ante los casos de difusión de propaganda rusa por parte de algunas de ellas.

Vladyslav Heraskevych, corredor de skeleton, añadió que la falta de pronunciamientos de rechazo es aun más decepcionante ya que los atletas rusos y bielorrusos conocen perfectamente la situación real en Ucrania y antes solían comunicarse ampliamente con sus colegas ucranianos.

La situación puede mejorar si se hace recaer en cada uno de los atletas rusos la carga de demostrar que no apoyan la guerra, ya que el planteamiento actual les permite eludir esta condición con facilidad, según Mark Orth, abogado alemán.

La postura predominante de los atletas ucranianos es que su país debería evitar boicotear los JJOO de 2024 en solitario si finalmente se permite competir a los atletas rusos y bielorrusos. Esto haría sufrir aún más a los atletas ucranianos al perderse uno de los acontecimientos más importantes de sus carreras, afirmó Heraskevych.

El presidente del Comité Olímpico Ucraniano, Vadym Guttsayt, había afirmado ya que su país debe seguir explicando su postura a las federaciones internacionales, que en última instancia decidirán si permiten competir a rusos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *