Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ucrania corteja a los republicanos en EEUU con resultados “discretos”

Ucrania intenta conseguir más apoyos dentro del Partido Republicano de Estados Unidos, después de que los dos líderes de la derecha favoritos para la nominación presidencial, Donald Trump y Ron DeSantis, hayan marcado distancias con la causa ucraniana.

Los analistas consultados por EFE coinciden en que los resultados son, por el momento, discretos.

Kiev sigue recibiendo señales positivas de los dirigentes republicanos que ya apoyan el envío de ayuda militar y económica a Ucrania, pero no logra llegar a los sectores más reacios del partido, que podrían comprometer la posición pro-ucraniana de EEUU si alguno de sus líderes llega a la Casa Blanca.

“Desgraciadamente, el tema de Ucrania se ha politizado enormemente dentro del Partido Republicano y es utilizado en algunos sectores de manera negativa”, dice a Efe Volodymyr Dubovyk, profesor asociado de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional Mechnikov de Odesa.

“Me atrevo a decir que existe una histeria a gran escala en algunos segmentos del partido”, agrega Dubovyk, que ha sido profesor visitante de varias universidades estadounidenses.

Dubovyk sitúa el origen de la hostilidad de parte de los republicanos hacia Ucrania en 2019, cuando el entonces presidente Trump fue acusado de presionar al recién elegido presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, para que la fiscalía de este país investigara los negocios del hijo del actual lider norteamericano, Joe Biden.

“Muy a su pesar, Ucrania se vio entonces arrastrada a ser parte de las luchas políticas internas en EEUU, y las consecuencias de aquello las sentimos aún hoy”, dice el profesor.

Dubovyk ve difícil que Kiev cambie la postura de unos sectores republicanos que han fijado su posición por motivos que nada tienen que ver con lo que haga o deje de hacer Ucrania. “Lo mejor para Ucrania puede que sea mantenerse al margen de las luchas políticas de EEUU”, afirma.

El periodista y analista ucraniano-americano David Kirichenko concuerda. “Será muy difícil que Kiev logre influir en esos sectores del Partido Republicano, porque Ucrania es para ellos una cuestión de política interna”, dice.

Ambos analistas coinciden en que Ucrania debe seguir siendo transparente en su lucha contra la corrupción para evitar escándalos que puedan ser utilizados por quienes le son hostiles en Estados Unidos.

Te podría interesar: Migrantes participan en Viacrucis con la fe puesta en cruzar a Estados Unidos

MCCARTHY Y POMPEO

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, invitó el 8 de marzo al presidente de la Cámara Baja, el republicano Kevin McCarthy, a visitar Kiev y comprobar de primera mano “cómo trabajamos” y “por qué luchamos”.

McCarthy, que ha pedido en repetidas ocasiones más control a la ayuda financiera y militar a Ucrania, declinó horas después la propuesta, insistiendo en que no se den “cheques en blanco” a Kiev: “No necesito ir a Ucrania para entender qué es un cheque en blanco y qué no”.

Los congresistas y senadores republicanos apoyan de forma mayoritaria el envío de asistencia a Ucrania, pero las voces dentro del partido que se oponen o piden limitaciones son particularmente vehementes y cuentan con la simpatía de una parte sustancial de los votantes.

Según algunos analistas, la frialdad de McCarthy hacia Zelenski y las declaraciones del Gobernador de Florida y principal rival de Trump, según las encuestas, en la carrera para la nominación a la candidatura presidencial republicana, se deben a la necesidad de ganarse a las bases más que a su escepticismo hacia Ucrania.

“Pienso que McCarthy entiende la importancia de seguir ayudando a Ucrania, y que su discurso está pensado para las bases de extrema derecha del partido, que son marcadamente anti-ucranianas”, dice a EFE el analista Kirichenko.

Zelenski sí pudo contar a principios de este mes de abril con la visita del exdirector de la CIA y antiguo Secretario de Estado de Trump Mike Pompeo, una figura republicana destacada que reafirmó su apuesta por redoblar el envío de armas a Kiev durante su viaje a Ucrania.

Al mismo tiempo que Pompeo visitó Kiev una delegación republicana encabezada por el congresista Michael Turner, presidente del comité de Inteligencia. Turner garantizó a Zelenski el apoyo “abrumador” de los republicanos a la ayuda a Ucrania.

A finales de febrero, el presidente ucraniano recibió a otra delegación de congresistas republicanos liderada por el presidente del comité de Asuntos Exteriores, Michael McCaul.

Aunque sus opciones de ganar la nominación presidencial se antojan escasas, Pompeo ha transmitido en medios de la derecha estadounidense como Fox News argumentos pro-ucranianos susceptibles de calar entre el electorado conservador de EEUU.

“Un conflicto prolongado que lleve a que Vladímir Putin controle Kiev o se extienda a Europa costará mucho más caro a los estadounidenses que proveer con rapidez armas y entrenamiento para que termine”, dijo Pompeo a la Fox desde la capital ucraniana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *