Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ucrania busca proteger mejor su cielo mientras vuelven los intensos combates a Bajmut

Un mes después de lanzar su esperada contraofensiva, Ucrania pide más sistemas de defensa aérea para proteger mejor su cielo tras un nuevo ataque ruso en el noreste del país, mientras el terreno la batalla es especialmente feroz en torno a Bajmut, donde las posiciones cambian de mano varias veces al día.

“Desgraciadamente, nuestro Estado no tiene aún suficientes sistemas de defensa aérea de calidad para proteger todo nuestro territorio y derribar todos los objetivos enemigos”, dijo el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, haciendo referencia a un ataque de drones en la región nororiental de Sumi que se ha cobrado la vida de tres personas.

Según el jefe de la Administración Militar de Sumi, Dmitró Zhevitski, las alarmas antiaéreas que anuncian la posibilidad de ataques no sonaron cuando los drones Shahed que provocaron la tragedia del lunes volaban hacia la ciudad.

Zelenski aseguró que “el enemigo se aprovecha” de que algunas zonas están aún desprotegidas y se comprometió a hacer “todo lo posible y lo imposible” para que el sistema de defensa aérea de Ucrania sea “más fuerte”.

El objetivo, explicó, es que “el escudo aéreo ucraniano sea capaz de proteger todo nuestro territorio del terror ruso y, en el futuro, convertirse en la base del escudo aéreo europeo”.

VOLATILIDAD EN TORNO A BAJMUT

Mientras, en el terreno los ejércitos de Ucrania y Rusia luchan en torno a la ciudad de Bajmut por posiciones que cambian de manos hasta dos veces al día y continúan pujando por hacerse con la iniciativa.

“En la zona de Bajmut se ha producido una escalada otra vez. Continúa el duelo para tomar la iniciativa”, señaló la viceministra de Defensa, Hanna Maliar.

Según dijo, las tropas rusas “reaccionan” a todas las acciones ucranianas y “crean tres líneas de defensa” en las áreas de actividad de las fuerzas de Kiev.

El empuje de las fuerzas ucranianas continúa también en el sur del país, uno de los frentes prioritarios de la contraofensiva que empezó hace un mes y permitió a Kiev recuperar más de 158 kilómetros cuadrados.

Según anunció hoy el comandante ucraniano a cargo del frente sur, las fuerzas de Kiev siguen forzando avances al tiempo que han causado bajas a las tropas rusas en las últimas 24 horas que equivalen a “casi tres compañías”.

EMPUJE EN EL SUR

“Las fuerzas armadas (ucranianas) siguen avanzando en la zona de Tavria”, dijo el comandante Oleksandr Tarnavski, jefe del grupo operacional estratégico que combate en esa zona del sureste del país.

Tarnavski también informó de que las fuerzas ucranianas han conseguido desplazar de varias de sus posiciones a las fuerzas rusas.

En tanto, los rusos de Zaporiyia advierten de los preparativos para “la segunda etapa” del contraataque de Kiev.

“A lo largo de toda la línea de contacto en el frente de Zaporiyia (los ucranianos) están constantemente maniobrando y moviendo tropas”, dijo el representante de las autoridades impuestas por Rusia en la región, Vladímir Rogov.

También el oficial retirado y líder de la sublevación armada en el Donbás en 2014, Ígor Guirkin, escribió hoy sobre el acelerado traslado de tropas y equipos al frente de Zaporiyia por parte de Kiev.

CAMBIO DE ENFOQUE

Mientras, según el jefe del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Oleksí Danílov, la prioridad ucraniana en este momento no es tanto avanzar como causar “la máxima destrucción” de tropas, armamento, material militar, suministros e infraestructuras logísticas de las fuerzas rusas.

“En esta fase de las hostilidades activas, las Fuerzas Armadas de Ucrania están cumpliendo su tarea número uno: destrucción máxima de recursos humanos, equipamientos, depósitos de combustible, vehículos militares, puestos de comando, artillería y defensa aérea del Ejército ruso”, tuiteó Danlílov.

Dijo también que “los últimos días han sido particularmente provechosos”.

“Ahora la guerra de destrucción es igual (de importante) que la guerra de kilómetros”, aseguró Danílov, que explicó que la neutralización de tropas y material militar rusos se traduce en más posibilidades para las fuerzas ucranianas de avanzar y recuperar territorio.

El Ministerio de Defensa ruso negó a su vez cualquier avance ucraniano y aseguró que todas las acciones ofensivas del enemigo se están repeliendo y tienen un alto coste en vidas de los soldados de Kiev. Solo en la última jornada en distintos frentes de Ucrania han perdido la vida más de 650 militares ucranianos, según los militares rusos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *