Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ucrania avanza en el sur a la espera de más ayuda militar de EEUU

Las tropas ucranianas continuaron su avance paulatino en el sur del país a la espera de una nueva partida de ayuda militar de EEUU para que la contraofensiva abarque toda la línea del frente.

“Las fuerzas ucranianas continúan realizando operaciones ofensivas en dirección a Melitópol y Berdiansk y avanzan paulatinamente”, escribió en Telegram la viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Maliar.

OFENSIVA UCRANIANA EN ZAPORIYIA

Las acciones ofensivas de Ucrania en la región de Zaporiyia, que acoge la mayor central nuclear de Europa, fueron reconocidas por las autoridades locales impuestas por Moscú.

Así, el representante ruso en Zaporiyia, Vladímir Rogov, admitió que las fuerzas enemigas lograron “incrustarse” temporalmente en tres puntos de la línea defensiva rusa, pero “no entraron en (la aldea de) Robotyne”.

“El ataque de las Fuerzas Armadas ucranianas fue rechazado”, aseguró.

También el gobernador de la región designado por Moscú, Yevgueni Balitski, alertó de la ofensiva ucraniana en la región que comenzó de madrugada y se topó con una “fuerte resistencia” rusa, dijo.

La situación en la zona es “tensa” y el enemigo sufre “pérdidas significativas”, agregó en Telegram.

El Ministerio de Defensa ruso aseguró por su parte que todos los ataques ucranianos en esta zona han sido repelidos.

“Durante la última jornada fue repelido un ataque enemigo en el frente de Zaporiyia, en dirección a Robotyne”, señaló el portavoz castrense Ígor Konashénkov, en su parte diario.

RUSIA CONTRAATACA EN EL DONBÁS

Konashénkov también informó de que las tropas rusas avanzaban por segundo día consecutivo en el frente de Limán, en Lugansk.

El martes, Rusia anunció la toma de la aldea de Serhiivka, en Lugansk, que había perdido en otoño de 2022.

Ucrania no ha reconocido la pérdida de control sobre ese pueblo y aseguró hoy que continúa “frenando el avance de las tropas rusas en dirección a Kupiansk y Limán”.

“El enemigo se aferra a cada metro de la tierra ocupada, opone fuerte resistencia, utiliza reservas y sufre pérdidas importantes”, afirmó Maliar.

BATERÍAS ANTIAÉREAS DE EEUU

Mientras, Washington informó de la concesión de un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por valor de 400 millones de dólares con baterías antiaéreas y antitanque, entre otros materiales.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, indicó que con esta ayuda EEUU quiere reforzar a Ucrania en el campo de batalla, además de ayudarle a retomar el territorio perdido frente a Rusia y a defender a sus ciudadanos.

Desde el Pentágono precisaron que la ayuda contiene también municiones para baterías Patriot y los Sistemas de Misiles Nacionales Avanzados Tierra-Aire, denominados NASAMS.

APUESTA POR DRONES

Además, en Ucrania anunciaron hoy el pronto envío al frente de 1.700 nuevos drones.

“Apoyamos la contraofensiva enviando al frente 1.700 drones. Entre ellos, aparatos de asalto y de reconocimiento”, escribió en Telegram el ministro de Transformación Digital, Mijailo Fedórov.

Según el ministro, los vehículos no tripulados están utilizando inteligencia artificial, que permitirá detectar y neutralizar de forma más efectiva objetivos enemigos.

Simultáneamente, el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, afirmó que el Gobierno asignará este año unas 40.000 millones de grivnas (1.000 millones de dólares) a fabricantes locales de drones.

“La guerra nos plantea nuevos desafíos cada día y una de las claves es la tecnología militar. Debemos estar un paso por delante del enemigo y proteger a cada uno de nuestros soldados. Los drones brindan esas oportunidades”, aseguró.

De acuerdo con la cadena CNN, también Moscú apuesta por estas armas y construye una fábrica en la república rusa de Tatarstán para producir en su territorio los drones iraníes Shahed, que se emplean en Ucrania desde hace casi un año.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *