Más

Suscribirse

Redes Sociales

Túnez prolonga las restricciones y cuotas del uso de agua potable

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

El Ministerio de Agricultura de Túnez prolongó hasta “nuevo aviso” las restricciones y el sistema de cuotas para el uso del agua potable, incluida su prohibición para la agricultura, con el fin de afrontar la escasez de recursos hídricos tras más de cuatro años de sequía y la caída de la reserva hídrica a niveles históricos.

Con esta medida de racionalización, anunciada a finales de marzo, el Gobierno prohibió por un periodo de seis meses el uso del agua potable para el cultivo y el riego de áreas verdes, la limpieza de calles y lugares públicos así como el lavado de vehículos. Durante el verano los cortes de agua se llevaron a cabo en su mayoría en horario nocturno y según la región, demanda y cambios de las condiciones climáticas de cada zona del país.

El departamento explicó que esta decisión se debe a las escasas precipitaciones de los últimos años que, según el Observatorio Nacional de la Agricultura (ONAGRI), han dejado los pantanos al 27 % de su capacidad además de su grave impacto en las aguas subterráneas.

Los infractores de estas restricciones, explicaron las autoridades, pueden sufrir la suspensión y paralización de su suministro además de multas de hasta 1.000 dinares (300 euros) y penas de prisión de entre seis días y nueve meses.

Túnez, con más de doce millones de habitantes, está sometido a un fuerte estrés hídrico debido a los contrastes climáticos entre las regiones y a los efectos del cambio climático, que se han acrecentado hasta alcanzar “niveles alarmantes” inferiores a 500 metros cúbicos por año y habitante, según datos oficiales de 2021.

Esto en peligro el sector agrícola- que representa 9 % del PIB- pero también su seguridad alimentaria. Con una veintena de presas y un centenar de plantas de desalinización, el país magrebí experimenta una gran desigualdad en los recursos y acceso al agua entre el norte, de clima mediterráneo, y el sur, de clima sahariano.

Amnistía Internacional (AI) alertó en su último informe anual de la “extrema” vulnerabilidad del país ante al cambio climático debido “a los limitados recursos hídricos y la previsión de que las sequías y las altas temperaturas serán cada vez más frecuentes”.EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *