Triunfa Sputnik V en India; tropieza Johnson&Johnson; y agoniza AstraZeneca

426 vistas
4 min lectura
Alfredo Jalife-Rahme

Por Alfredo Jalife-Rahme

La maratónica “guerra de las vacunas” que siempre enuncié es de corte tripolar entre Rusia, las anglosajonas y China, coloca a punteros, rezagados y agónicos. En forma sorprendente, los funcionarios salubres de China aceptan que la efectividad de sus vacunas es sumamente baja, del orden del 50.4%, por lo que ahora proyecta mezclar sus vTacunas—“inmunización secuencial”— para conseguir mayor efectividad y seguridad.

Esta no es ninguna buena noticia tratándose del país más poblado del planeta con 1,400 millones de habitantes, aunque ya haya controlado exitosamente la pandemia que inició en Wuhan.

Lamentablemente la vacuna británica de AstraZeneca se encuentra al borde de la agonía cuando quizá el último clavo en su féretro se lo haya propinado Dinamarca, miembro de la OTAN y uno de los países menos corrupto de “Occidente”, al prohibir en forma definitiva su inoculación, mientras que Baviera, el Estado más próspero de Alemania—primera superpotencia geoeconómica de la Unión Europea— realiza los trámites adecuados para iniciar la manufactura de la vacuna rusa Sputnik V(https://bit.ly/3gfe1Zp), lo cual representa un enorme golpe geopolítico.

En paralelo, a muy prometedora vacuna Johnson & Johnson sufrió un inesperado tropiezo con la “pausa” de la Food and Drug Administration(FDA) y del Centers for Disease Control and Prevention(CDC) para su inoculación, debido a 6 casos de trombosis cerebral en mujeres de 18 a 48 años entre 6 y 13 dias después de haber sido inoculadas (https://bit.ly/3dhQRQr).

Aún la hasta hoy exitosa vacuna estadounidense Moderna exhibe algunos accidentes de ruta, ya que la duración de su efectividad es de solamente 6 meses, lo cual es muy aleatorio dependiendo de la duración de la pandemia y la “inmunidad de rebaño”. Como si lo anterior fuera poco, la muy publicitada vacuna estadounidense Pfizer no es efectiva ante las nuevas variantes del Covid-19: la sudafricana, la brasileña y la británica (https://bit.ly/3siVgH5). Así las cosas, de las 4 vacunas anglosajonas, la británica AstraZeneca parece haber perdido la batalla—lo cual es sumamente grave, ya que todo el conglomerado COVAX/GAVI/CEPI/OMS/Bill Gates bajo la férula anglosajona la habían promovido más en forma mercadotécnica que realista—, mientras que las otras 3 estadounidenses Pfizer/Moderna/Johnson & Johnson exhiben sus limitaciones muy especificas.

La suma y resta de las vacunas anglosajonas y las chinas deja así en el primer sitial a Sputnik V que ha sido autorizada hasta ahora en 60 países con un total de 3,000 millones de personas :prácticamente el 40% de la población mundial. La vacuna rusa acaba de cosechar su mayor triunfo al haber obtenido la “aprobación” de la reguladora farmacológica de India que no solamente ostenta la segunda mayor población global con 1,300 millones de habitantes, sino que, también es la principal manufacturera de vacunas en el mundo.

The Indian Express anunció en forma rimbombante la autorización en una situación de emergencia de la muy exitosa, eficiente y segura vacuna rusa Sputnik V, por lo que India—curiosamente, gran aliada de la dupla anglosajona de EU y GB,— ahora tiene 3 vacunas en su arsenal para combatir el brote del Covid-19, entre ellas a la rusa Sputnik V (https://bit.ly/3e0lqJv).

HOME

https://www.facebook.com/AlfredoJalife http://vk.com/id254048037

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

López Obrador descarta alargar su presidencia más allá de 2024

Siguiente noticia

En los que respecta a gubernaturas; Las elecciones federales, sin respeto a Equidad de Género