Más

Suscribirse

Redes Sociales

Tribunal suspende candidatura de principal aspirante a la Presidencia iraquí

Tribunal suspende candidatura de principal aspirante a la Presidencia iraquí

El Tribunal Supremo Federal de Irak suspendió hoy temporalmente la candidatura de uno de los principales contendientes para la Presidencia de la República, el kurdo Hoshyar Zebari, por acusaciones de corrupción que pesan contra él durante su ejercicio como ministro de Finanzas en 2016.

En un comunicado, el tribunal indicó que tres diputados kurdos del partido Unión Patriótica del Kurdistán (PUK), rival de la formación también kurda de Zebari, presentaron una denuncia alegando que los procedimientos del Parlamento para aceptar la candidatura del exministro “contravienen las disposiciones de la Constitución iraquí”.

Asimismo, indicaron que su candidatura “representa una violación grave” al considerar que Zebari no cumple con los requisitos estipulados tras ser acusado de “corrupción administrativa y financiera” cuando formaba parte del Ejecutivo en 2016, lo que motivó que el Legislativo le retirara la confianza en aquel entonces.

Ante esta situación, el Supremo señaló que, tras revisar los hechos y los documentos que fueron presentados, la candidatura de Zebari para la Presidencia “depende del resultado de la resolución de la denuncia presentada ante este tribunal”.

“El Tribunal Supremo Federal decidió suspender temporalmente los procedimientos para la votación de Hoshyar Mahmud Mohamed Zebari para el cargo de presidente de la República hasta que se resuelva el caso”, sentenció, sin especificar cuánto podría tardar dicha resolución.

Te podría interesar: El INE valida candidatura de Félix Salgado Macedonio

El Partido Democrático del Kurdistán (PDK), liderado por el histórico Masud Barzani, presentó a Zebari como candidato tras no lograr un acuerdo con su rival, el PUK, para nominar a un candidato conjunto.

El actual presidente de Irak, Barham Saleh, es el candidato del PUK y aspira a la reelección en el cargo.

La decisión del tribunal llega tan solo un día antes de la fecha fijada para que el Parlamento eligiera al nuevo jefe de Estado, cargo para el que se postulan hasta 25 aspirantes.

Esto supone una traba más a ese debate, después de que ayer el partido con más escaños de la Cámara, el Bloque Sadrista, anunciara que boicoteará la sesión, por lo que el Parlamento no alcanzaría el quórum necesario para llevar a cabo la votación.

Una fuente del departamento legal del Parlamento dijo a Efe en condición de anonimato que la votación se tendrá que posponer hasta que el Tribunal Supremo resuelva el caso contra Zebari.

Según el sistema sectario establecido en Irak tras la caída del dictador Sadam Husein en 2003, el presidente del Parlamento debe ser un musulmán suní; el primer ministro, un chií y el jefe de Estado, kurdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *