Más

Suscribirse

Redes Sociales

Trazabilidad, requisito fundamental de los Sistemas Integrales de Seguridad (SIS). Caso: Alimentos y Medicamentos apócrifos (Séptima parte)

De acuerdo al planteamiento expuesto en los seis artículos anteriores de esta serie y para ejemplificar el modelo de trazabilidad con BlockChain propuesto, analizaremos un proceso de producción de un producto farmacéutico, su entrega a clientes que puede ser el sector salud, que lo suministrará a un paciente y su consecuencia en el sector de venta al público. En este ejemplo aplicaremos para la trazabilidad el CUID y las “Identidades” de cada una de las etapas de la cadena de suministro descritas en artículos anteriores, la integración de sus respectivos códigos al CUID, con el fin de fortalecer la seguridad de los productos farmacéuticos, y el abatimiento de los incidentes delictivos.

Al gestionar la producción de un producto cada componente tiene un código, por ejemplo, el vial o la tableta, tienen un código que lo asocian a un envase o frasco o contenedor, fecha de caducidad o lote; que se asocia al empaque, caja o estiba. Esta estiba queda asignada al código de un almacén hasta que es asociada a una entrega de producto, al cliente, donde la entrega y el cliente también aportan un código. Todos los códigos anteriores van conformando el CUID, de tal forma que si en este momento se consultara diría: el producto X con los componentes ABC, que pertenecen a envases y empaques del lote Y que están en el almacén Z, serán enviados a cliente X a través de la empresa Y, con el camión Z de los operadores AB y que se entregan en la ubicación X en fecha Y por el personal X para la ruta Y que será custodiada por X empresas de seguridad y por los empleados Y, Z.

Conforme avanza el proceso el CUID se va integrando con el código de cada etapa, de tal forma que cuando un producto está en ruta, cada geocerca definida, emitirá un código de la ubicación GPS del embarque. Si en este trayecto el embarque sufriera un siniestro delictivo, toda la información asociada al CUID de ese embarque, sería boletinada a la autoridad y a una plataforma de consulta de usuario final del producto. Esta plataforma está basada en el modelo BlockChain que hasta el momento es inviolable, permitiendo identificar qué lote y descripción de producto ha sido siniestrado por robo; en este sentido al adquirir un producto, el usuario o receptor podrá saber si el CUID del producto tiene trazabilidad completa o que está en el supuesto de siniestro.

Si el proceso termina en destino, y fuera por ejemplo en el sector salud, y ahí el producto sea suministrado a un paciente, el CUID se nutrirá del código del cliente, almacén, fechas, unidad médica que lo suministra, el médico y tratamiento relacionado y el código del paciente receptor, de tal forma que este producto no podrá ser aplicado a otra persona posteriormente, porque implicaría una “anomalía o siniestro”.

En la medicina de especialidad hay un mercado negro de envases, empaques y contenedores de productos, que son rellenados con “otras sustancias”, pero dado que la información del CUID que refiere a ese lote, empaque, contenedor etc. ya fue utilizada, si el producto aparece en una farmacia o en otro hospital, el usuario puede checar los códigos y darse cuenta que ya ha sido utilizado anteriormente y que es apócrifo, de igual forma en el caso de clonaciones, los códigos de tabletas o viales no coincidirían con el CUID general porque carecería de integridad. El CUID, al ser una estructura de BlockChain, es inviolable, por tanto, cualquier producto que no corresponda con la trazabilidad generada por el CUID será fácilmente detectado por el usuario final y por la autoridad.

@EstrategaFiscal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *