Más

Suscribirse

Redes Sociales

Trabajadores turísticos afectados por Otis buscan rescatar ganancias decembrinas

EFE
EFE

Trabajadores y empresarios turísticos de Acapulco que se han quedado sin ingresos este diciembre, históricamente el mejor mes para el turismo, tras el azote del huracán Otis, y aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha prometido la pronta recuperación del sector, buscan rescatar la temporada para generar ganancias.

Pequeños y medianos empresarios, así como trabajadores de hoteles y restaurantes, han trabajado a marchas forzadas para lograr reabrir sus negocios y centros de trabajo, que se vieron fuertemente dañados por el potente Otis, de categoría 5, que el pasado 25 de octubre impactó en Guerrero, afectando principalmente a Acapulco, uno de los principales centros turísticos del país.

“Para nosotros abrir significa vida. La verdad es que somos un hotel independiente, no somos una cadena, tampoco tenemos dueños millonarios, entonces vamos a sobrevivir de lo que trabajamos. Necesitamos abrir para generar ingresos”, afirmó Fernando Robledo, gerente del hotel Playa Suites de Acapulco.

Este recinto, en el que laboran poco más de 300 personas, la mitad de ellas solo durante fechas decembrinas, espera poder reabrir una torre del hotel, que cuenta con 250 habitaciones, el próximo 13 de diciembre, pero además, tendrá listas, aunque no en las mejores condiciones, el área de alberca (piscina), restaurante y la zona de playa.

Para ello, trabajadores del hotel han participado en los trabajos de remodelación haciendo labores de pintura, colocación de vidrios, plafones, tabla roca, electricidad entre otras actividades.

“Para mí es muy importante que se abra el hotel porque de aquí está comiendo la familia y más que viene diciembre que es la temporada alta aquí en Acapulco. Ojalá y Dios quiera se abra normalmente para que todos llevemos el salario a casa y tengamos económicamente para que coma la familia, todos los que laboramos en la zona hotelera”, comentó Eloy Lobato Medina, empleado de este hotel.

En noviembre pasado, López Obrador anunció un plan de reconstrucción por más de 61.000 millones de pesos (3.500 millones de dólares), para reactivar el balneario antes de navidad, sin embargo, los pequeños empresarios aseguraron que hasta el momento no se les ha brindado ningún apoyo.

Tampoco, dijeron, los han acercado con instituciones bancarias para que les brinden algún préstamo y solventar los gastos.

Más de 4,000 empleos perdidos

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha asegurado que, por la tragedia, en noviembre se perdieron 4.402 empleos formales en Acapulco.

Los trabajadores de este balneario comentan que esta pérdida de empleos en el sector turístico los deja muy vulnerables, sobre todo porque es la principal temporada de vacaciones, aunque recalcaron que en algunos casos hay fechas de reapertura, pero en otros no la hay.

José Luis Beltrán Arce, que lleva 44 años trabajando en un restaurante en la zona de la Condesa, recuerda los años gloriosos que se vivieron, la visita de los grandes artistas, cantantes, actores nacionales e internacionales pero ahora, solo los recuerdos le llegan.

Recordó que hasta hace algunos años, durante la época decembrina, las ganancias en este sector eran grandes y le ayudaron a construir su casa y dar estudio a sus tres hijos.

Incluso, estas fechas las pasaba siempre trabajando, pero tras el paso de Otis reconoció que están “todos afectados”, por lo que ahora buscan recuperar el turismo.

“Era lo máximo aquí, Navidad, después de Navidad y Año Nuevo, montábamos (el servicio) para 400 personas aquí en la playa, teníamos un paquete de tres tiempos, entrada, platillo y el postre y nos iba bien, gracias a Dios”, indicó.

Sin embargo, hoy el restaurante en el que José Luis trabajaba lo ha perdido todo, por lo que ha regresado a la misma playa Condesa para ganar dinero rentando palapas (cabañas) y mobiliario para turistas.

No obstante, la industria hotelera empieza a alistarse se para la temporada, pues autoridades del Gobierno del estado de Guerrero indicaron que en el puerto se tienen alrededor de 19.000 habitaciones, de las cuales se espera que para el 15 de diciembre, cuando comienza el periodo vacacional, se tengan listas 4.000 y para antes de año nuevo, se sumen otras 1.000.

En ese sentido, sobre la Costera Miguel Alemán, hasta el momento se tienen previsto la apertura de algunos hoteles, como el Presidente, con 20 habitaciones disponibles; Ritz, con 169; Emporio, con 200; el SNTSS, Bnow Hotel con 50 habitaciones; hotel Playa Suites, con 250, y Las Brisas, con 223 cuartos. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *