Más

Suscribirse

Redes Sociales

Tour de France y Tissot: celebrando un legado de cronometraje

Foto: Tissot
Foto: Tissot

Son años de sinergia, de ir de la mano, literal, y de ir contando historias a lo largo del tiempo. Tour de France y la marca Tissot celebran un legado de cronometraje, de cara a la próxima cita por excelencia del ciclismo.

Y es que la relojera suiza, una de las más populares e importantes en el planeta, es precisamente el cronometrador oficial de carreras organizadas por ASO, como La Vuelta a España, Tour de France Femmes avec Zwift, Paris-Roubaix y Paris-Niza, manteniendo y reforzando constantemente la sólida relación global entre las dos entidades.

Si bien cada competencia tiene su significado particular, la rodada gala destaca sin lugar a dudas como el evento más emblemático a nivel mundial, el que roba las miradas, el más trascendental para los protagonistas.

La historia…

El lazo de Tissot con este deporte inició de manera orgánica, y tuvo ese carácter de más oficial en la década de 1980, cuando la compañía asumió por primera vez el título de Cronometrador Oficial del Tour de Francia.

Mientras, el vínculo con ASO comenzó entre 1988 y 1992, el cual se reforzó aún más en 2016 hasta la actualidad, y en el futuro previsible.

La competición en los caminos franceses es una odisea de un mes de duración, atravesando los diversos terrenos y paisajes pintorescos que ofrece la nación europea, donde cada etapa significa un desafío único, un relato diferente. Cada hito tiene importancia.

Aniversario de la contrarreloj

La prueba contrarreloj, que está de aniversario, para este segmento de atletas de alto rendimiento es el momento de la verdad en su disciplina, los minutos y los segundos son la unidad de medida de la potencia.

Es durante este intento cuando se evalúa la fuerza pura: solo en la carretera, solo contra el cronómetro, un campeón en su hora de gloria tiene la oportunidad de hacer una ruptura importante y revolucionar completamente la jerarquía.

Este ejercicio tuvo su estreno en 1934, en una rodada de 83 kilómetros, en la que Antonin Magne completó su recital vestido de amarillo.

La tarea de la marca

La labor de Tissot es compleja y exigente. Supervisan meticulosamente las clasificaciones, atentos a imprevistos como caídas, averías o sanciones.

El Tour es una red de carreras dentro de carreras, clasificaciones matizadas y posiciones en constante cambio, todo lo cual debe seguir y comunicar perfectamente.

Desde el sistema de acabado fotográfico de 1948 hasta las contrarreloj en vivo de Tissot de los años 70, el cronometraje evolucionó rápidamente.

https://twitter.com/TISSOT/status/1737794375730565416

Nuevo modelo

Cada edición, en estrecha colaboración con ASO, Tissot se enorgullece de lanzar un nuevo reloj T-Race Cycling, meticulosamente diseñado para reflejar la esencia de los diferentes Tours.

Estos relojes representan los distintos recorridos, combinando la calidad Swiss Made con el espíritu de cada evento. (Con información del sitio Tour de France)

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *