Todos debemos estar orgullosos de quienes somos

413 vistas
5 min lectura
Pixabay

Amigues, llega junio el mes más colorido del año y me imagino que ya en sus cabezas tienen armados planes para celebrar lo mejor que tienen en la vida: ustedes.

Pero no todo en este mundo es andar risa y risa, fiesta y fiesta (aunque sí es bien padre, la neta), también es importante entender por qué aún en 2021 debemos seguir manifestando ese orgullo por quienes somos en este mundo, por qué es clave tener visibilidad y continuar peleando por nuestros derechos e inclusión total en la sociedad.

@chachachato

Si no lo sabes, yo te cuento que pa’eso ando por acá: el pride no comenzó como una bonita celebración sino como un movimiento de resistencia, en junio del 68 con una redada en el bar Stonewall en NYC (lugar icónico, si estás por allá date una vuelta).

Este arresto masivo provocó que la comunidad decidiera alzar la voz y peleara por sus derechos organizándose en comités y finalmente en 1970 organizara la primera marcha del orgullo donde el mensaje principal era “we’re here, we’re queer, get used to it”; esto terminó trayendo muchas consecuencias favorables como quitar prohibiciones para tener un empleo, olvidarse de que la homosexualidad es una enfermedad mental e incluso muchos años más tarde, la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Al ser vecinos, los mexicanos no nos quedamos atrás y el movimiento comenzó a tomar fuerza con la primera marcha en 1979; evento que ayudó a remover muchas barreras que antes nos limitaban, principalmente, la ilegalidad de ser parte de la sociedad como cualquier ser humano que habita en este país.

Sin embargo, no toda batalla ha sido ganada y debemos continuar peleando por esa equidad que tanto merecemos: las denuncias por discriminación no cesan, las “fobias” continúan siendo un problema que desgraciadamente muchos no lo reconocen como tal, siguen existiendo las terapias de conversión que son básicamente tortura legal y al menos en 70 países ser parte de la comunidad LGTB es sinónimo de ilegalidad (castigado por cárcel y todo).

Por eso, así como es muy relevante en nuestras vidas celebrar, expresarnos y disfrutar cada momento; también es importante recordar que todos podemos aportar desde nuestra trinchera a la causa: eduquemos a nuestros conocidos, agradezcamos a nuestros aliados, no nos discriminemos entre nosotros, donemos a organizaciones que defienden nuestros derechos y lo más importante, no permitamos que nada ni nadie opaque quien realmente somos, seres humanos que merecen todas las libertades en el mundo.

Pasando esta bonita reflexión, vamos a lo que nos truje: la celebración.

Desafortunadamente no le hemos ganado al covicho y debemos continuar cuidándonos entre todos, por lo que también este año habrá una marcha virtual el 26 de junio comenzando al mediodía y con 10 horas de contenido, todo esto en el canal de YouTube “Marcha LGBTI CDMX”, también pueden informarse y revisar quienes se presentarán checando el Twitter del comité organizador @MarchaLGBTCDMX.

Si lo tuyo es la vida fit, puedes organizarte con amigos o corre solito por el puro gusto el “Pride Race 2021” que trae distancias de 5 y 10K, te entregan un kit con merch muy linda; cuesta 474 pesitos pero debes ir a recoger tu paquete o si prefieres que te lo manden a casa puedes pagar 587 y no debes preocuparte por ese tema. Este sano evento puedes comprarlo en asdeporte.com

Son dos opciones que yo te doy, porque tu amigo Alejandro soy, pero como te dije al comenzar este ilustrativo texto: probablemente ya tienes algo formulado.

Hagas lo que hagas, diviértete, disfrútate y lo más importante: mantente sano, salvo y cuida de los demás.

¡Feliz mes del orgullo! 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Eva Longoria y Mesut Özil presumen de ser accionistas del Necaxa

Siguiente noticia

Humo blanco en el Madrid: Ancelotti es su nuevo DT