Todo sigue igual: Barcelona 1-1 Alavés

139 vistas
5 min lectura
BARCELONA, 30/10/2021.- Los jugadores del Alavés celebran el empate tras el partido de la jornada 12 de Liga en Primera División que FC Barcelona y Deportivo Alavés jugaron hoy sábado en el Camp Nou, en Barcelona. EFE/Enric Fontcuberta.

Un Barça impotente en el primer partido, tras el cese de Ronald Koeman, no fue capaz de imponerse al Alavés, que se llevó un punto de un Camp Nou con tan solo 37 mil 278 espectadores después de que Luis Rioja lograra igualar el gran gol de Memphis Depay que abrió el marcador en el inicio del segundo tiempo.

Sergi Barjuan, el técnico interino de los azulgranas, dejó de lado las revoluciones y hasta siguió apostando por Sergiño Dest como extremo derecho a pesar de su enemistad con el gol.

La novedad más relevante respecto los últimos partidos, forzada por las múltiples bajas, fue ver desde el inicio a la jovencísima pareja de interiores Nico González-Gavi, que apenas llega a los 36 años en total.

La banda izquierda fue la gran arma del Barça en los primeros compases del encuentro, con un Depay muy activo, que a ratos recuperó parte de la frescura mostrada en el inicio de temporada, y un Jordi Alba que consiguió llegar con facilidad hasta la línea de fondo por desgracia de Joaquín Ximo Navarro que, por si fuera poco, acabó sustituido por lesión antes del ecuador del primer tiempo.

Al Barça se le vio la intención de demostrar, aunque sin suerte, que una realidad diferente es posible con otro ideólogo en el banquillo. Mientras tanto, el elegido, Xavi Hernández, sumó un nuevo triunfo este sábado con el Al Sadd, a la espera de solventar los problemas contractuales para desligarse del club qatarí.

Pero la primera ocasión de gol no llegó hasta el minuto 17, cuando un hiperactivo Eric García enganchó un remate con la cabeza que Antonio Sivera, sustituto del lesionado Fernando Pacheco, despejó in extremis.

Por su parte, el Alavés, robusto en defensa, no logró inquietar a Marc-André Ter Stegen hasta la media hora con otro remate con la cabeza. El intento de Édgar Méndez se fue muy lejos del arco azulgrana.

Esta acción dio aire al conjunto vitoriano, que logró deshacerse por primera vez del hasta entonces ataque constante, aunque estéril, del Barça.

Y el partido se adormeció a medida que se fue asomando el descanso.

Antes de que llegara, Sergio Agüero dio un susto al Camp Nou al estirarse en el suelo tras mostrar síntomas de mareo. El argentino se fue andando del campo y fue trasladado a un centro hospitalario para someterse a exámenes médicos.

La magia perdida regresó a los pies de Memphis y nada más empezar el segundo tiempo, en el 49’, su pie derecho se inventó un disparo en forma de parábola que se incrustó en la escuadra izquierda de Sivera.

El Camp Nou se liberó y el neerlandés lo celebró con su gesto característico de taparse los oídos.

Pero la alegría azulgrana tan solo duró tres minutos. Los que tardó Luis Rioja en perforar el centro de la defensa del Barça, muy blanda, con una jugada individual en la que se apoyó en Joselu antes de driblar a Ter Stegen y marcar a puerta vacía.

El gol visitante enrabietó a los de Barjuan, que se sobrepusieron al golpe en un primer momento y tuvieron en los pies de Memphis dos ocasiones muy claras para hacer el segundo tanto.

En la primera le asistió Gavi y el balón se estrelló en el palo derecho, tras picarla por encima de Sivera y, en la segunda, fue Nico González quien le dejó solo ante el portero visitante, que repelió la pelota.

Tanto Gerard Piqué como Édgar Méndez abandonaron el campo con molestias musculares y, copiando el primer tiempo, el ritmo de juego decayó en detrimento de los intereses azulgranas.

La última carta de Barjuan fue dar entrada a Alejandro Balde y al debutante Ez Abde, a 10 minutos del final. Aportaron energía y atrevimiento, pero el resultado ya no se movió. EFE

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Vini le da el triunfo al Madrid

Siguiente noticia

Haití: Al menos cuatro heridos en un tiroteo en un colegio