Coincidir es maravilloso, pero “conectar” es mágico

Por Mónica Shekaibán Coincidir con personas es muy sencillo, todos los días lo hacemos; por eso el coincidir no es tan trascendental ya que lo verdaderamente mágico es conectar con otro ser humano de forma especial con la mente y el corazón. Esta conexión se da por primera vez a través de la mirada, de