Carpe Diem

Por Raquel Bialik Término que se sabe lo acuñó el poeta romano Horacio (65-8 AC), en latín, y cuya traducción se toma el día : “carpe diem quam minimum credula postero”, que significa, aprovecha el día, no confíes en el mañana, y que es el consejo que el poeta le da a su mitológica amada Leuconoe