Más

Suscribirse

Redes Sociales

Padres de familia sufren por gasto de útiles y uniformes

Esta es la mayor alza de precios desde la segunda quincena de marzo de 1997

Lejos de ser una actividad normal, el regreso a clases de niños y jóvenes, se convierte en una situación crítica para muchos padres de familia que se encuentran con problemas de desempleo o con un salario bajo que no les permite cubrir los gastos de útiles escolares, uniformes, y peor para aquellos que deben pagar colegiatura en escuelas particulares.

Debido a la inflación que vivimos, todo ha subido de precio, y para algunas familias es desgastante pensar en su pobre situación económica, máxime si tienen dos o tres hijos en edad preescolar, primarias, secundaria, preparatoria e incluso nivel superior.

En una encuesta realizada por el semanario Ángel Metropolitano, algunos padres coincidieron en señalar que la Secretaría de Educación Pública debe ser más flexible para no pedir tantos útiles, pues además de eso, hay profesores que piden determinada marca de cuaderno que generalmente son mucho más costosos que cualquier otro del mercado, con las mismas características.

Asimismo, piden la intervención de la Profeco para que no sean tan altos los costos de inscripción y mensualidades, en caso de colegios particulares.

Un niño en etapa preescolar, primaria y secundaria de gobierno ocupa útiles y uniformes, zapatos y tenis, para empezar el año, equivalentes a los 2 mil 500 pesos o 3 mil pesos.

 Pero si hablamos de colegios particulares, el gasto mínimo es de 7 mil a 10 mil pesos por estudiante.

La falta de dinero se ve reflejada en las largas filas en centros de empeño para que padres y madres puedan cumplir con este compromiso, así como en las calles del Centro de la Ciudad de México, especializadas en papelería y uniformes escolares, como son los mercados de Mixcalco, la Merced y zonas populares, sitios donde la gente busca mejores precios, pues de otra forma, no habrá manera que puedan cumplir con lo solicitado.

A lo anterior, hay que agregar que también deben entregar material de limpieza y papelería, gasto que ahora conlleva no solo jabón y hojas blancas, sino también hojas de color, marcadores para pizarrón, gel antibacterial, toallitas desinfectantes, spray desinfectante, limpiador líquido multiusos, papel de baño y servitoallas.

EL REGRESO MÁS COMPLICADO EN 20 AÑOS

Al respecto, Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) señaló que este regreso a clases es el más complicado de los últimos 20 años debido a una inflación de 8.15 por ciento, ante el aumento de hasta 30 por ciento, en los útiles escolares, con respecto al año pasado.

Resaltó que el gasto promedio para la compra de uniformes en la zona centro del país es de 2 mil 828 pesos, en la zona norte es de 3 mil 189pesos; en la zona sur es de 2 mil 786 pesos, considerando uniformes escolares de escuela pública nivel básico, incluidos tenis, zapatos y mochila.

De acuerdo con el INEGI, este aumento en el costo de los artículos impulsa al comerciante a subir el precio de sus productos, pues estamos ante la mayor alza de precios desde la segunda quincena de marzo de 1997.

Por su parte, Daniel Contreras Pérez, vicepresidente de impulso al comercio local de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismos (Concanaco Servytur) informó que los precios de los útiles escolares y uniformes aumentaron hasta en 20 por ciento debido a la inflación que como bien sabemos, se registra a nivel mundial.

Aunque para los comerciantes el regreso a clases representa la oportunidad de recuperar un poco la economía de este sector, lo cierto es que para los padres será una completa tragedia, ya que casi la mitad de salario se va a este rubro, y eso sin estar completamente cubierta la demanda escolar.

El secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México (Sedeco), Fadlala Akabani, indicó que la capital del país tendrá una derrama económica de 4 mil 500 millones de pesos para este regreso a clases, cifra que representa 70 por ciento más que la del año pasado.

Los negocios beneficiados son zapaterías, mochilas, útiles escolares y tiendas de ropa, pero dejó en claro que en cuanto a los aumentos de precios estarán coordinados con la Secretaría de Economía y la Profeco, para que no haya abusos.

Norma Flores Berrios, presidenta del sector de la industria elaboradora de artículos de papel, cartón y de escritorio de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) comentó que los insumos de fabricación han incrementado sus costos hasta en 72 por ciento a nivel nacional, es decir, aquellos utilizados para la fabricación de papel, tinta, pegamentos y empaques.

Los costos para la fabricación de papel se elevaron 20 por ciento en 2021, debido a la crisis mundial en el sector, escasez de celulosa y falta de acciones concretas a fin de separar residuos para reciclar, así que, a fin de cuentas, quienes tendrán que encontrar la manera de cumplir con los útiles escolares, son los papás y de poco en poco, surtir las listas como debe ser.

DERRAMA ECONÓMICA

El secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México (Sedeco), Fadlala Akabani, indicó que la capital del país tendrá una derrama económica de 4 mil 500 millones de pesos para este regreso a clases, cifra que representa 70 por ciento más que la del año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *