Más

Suscribirse

Redes Sociales

Sudán pide a ONU que deporte a su representante en el país por “desinformar” sobre acuerdo

El presidente del Consejo Soberano y líder del Ejército de Sudán, Abdelfatah al Burhan, pidió hoy al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, que deporte a su representante en Sudán, Volker Perthes, por “desinformar” sobre un posible consenso sobre el acuerdo marco, y le pidió que elija “una alternativa”.

En una carta al secretario general de la ONU, Al Burhan afirmó que Perthes “dio una impresión negativa del papel y la imparcialidad de la organización internacional” por “practicar la desinformación en sus informes al afirmar que había un consenso sobre el acuerdo marco”.

El líder del Ejército afirmó en la misiva que el líder de las Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR), Mohamed Hamdan Dagalo “Hemedti”, no se habría rebelado “si no hubiera encontrado señales de animación de las partes, incluido Perthes”.

Por ello, Al Burhan exigió a Guterres que “elija una alternativa a Perthes para preservar la relación entre las Naciones Unidas y Sudán”.

El actual enviado especial de la ONU para Sudán, Volker Perthes, dio la bienvenida el pasado lunes al nuevo acuerdo de cese de hostilidades firmado por el Ejército de Sudán y el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) y pidió a las partes que se involucren seriamente en las conversaciones para avanzar hacia un “verdadero alto el fuego”.

Perthes insistió en que las prioridades de la ONU siguen siendo lograr un alto el fuego estable con un mecanismo de monitoreo; prevenir una escalada o una etnicización del conflicto; la protección de civiles y el envío de ayuda humanitaria.

A ello sumó la preparación de un nuevo proceso político con la participación de una amplio número de actores civiles y políticos, incluidas las mujeres, cuando “llegue el momento oportuno”.

Tras la primera semana de conflicto, Perthes fue evacuado a la ciudad de Port Sudan por precaución junto a otras 1.200 personas -744 trabajadores de la ONU y sus familias, más miembros de ONG- que fueron trasladados desde Jartum a esa ciudad donde la situación es de relativa calma.

Antes del estallido de los combates el pasado 15 de abril, el enviado especial de la misión de Naciones Unidas en Sudán estaba al frente de la mediación entre todos los actores sudaneses involucrados en la transición democrática del país.

A inicios de marzo, Perthes dijo que las conversaciones entre civiles y militares para sellar un acuerdo que ponga fin al golpe de Estado de 2021 estaban “avanzando mucho” y consideró que, de seguir así, se alcanzará “una solución política pronto”.

Las partes sellaron en diciembre pasado un acuerdo marco para sentar las bases, de manera preliminar, de una transición democrática en el país y la retirada de los militares del poder, si bien el principal escollo fue la integración del grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido en el Ejército regular y la rivalidad entre ambos líderes, que hizo estallar el conflicto en abril. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *