Más

Suscribirse

Redes Sociales

Sri Lanka arma a sus granjeros con rifles de aire para mantener a los monos a raya

Pixabay
Pixabay

Sri Lanka armará a cientos de agricultores con rifles de aire comprimido para que éstos puedan mantener a raya a los monos que destruyen sus cultivos, mientras crece el conflicto entre animales y humanos en la nación isleña.

“Estos monos no son solo un problema, ahora se han convertido en una crisis. Estamos entregando a los agricultores rifles de aire comprimido para proteger sus cultivos”, señaló el ministro de estado de Finanzas de Sri Lanka, Ranjith Siyambalapitiya.

La esperanza es que los agricultores los utilicen para “espantarlos”, dijo, antes de precisar que las autoridades han comenzado ya a entregar armas a asociaciones de campesinos del distrito de Kegalle como parte de un proyecto piloto.

Contradictoriamente, Siyambalapitiya señaló que la crisis ha llegado a un punto tal en que “o vive la gente o los monos”.

Si la iniciativa cumple las expectativas, el Gobierno armará con rifles de aire comprimido a granjeros de otras provincias.

El objeto de la ira de los agricultores es el macaco de Sri Lanka, también conocido como macaca sinica, que afirman que se trata de una plaga que destruye sus cultivos.

Sin embargo, esta especie endémica de la nación isleña se encuentra clasificada como en peligro por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

Su población se encuentra en declive y, según datos gubernamentales citados por la IUCN, se estima que sus números han disminuido en más del 50% en los últimos 40 años debido a la pérdida de hábitat.

El Gobierno esrilanqués ya trató el año pasado de enviar 100.000 de estos monos a una compañía china con la intención de que fuesen mostrados en parques zoológicos, una medida criticada por grupos animalistas locales e internacionales.

La organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) alertó que lo más probable es que los primates acabasen siendo transferidos a instalaciones médicas para ser objeto de experimentos.

El conflicto entre animales y humanos, ligado entre otros factores a la pérdida de hábitat natural en favor de tierras de cultivo y de nuevos asentamientos, afecta también a otras especies.

Defensores de los animales protestaron el pasado mes en Sri Lanka para pedir la intervención de Naciones Unidas a la hora de proteger a los elefantes en la nación isleña, donde el año pasado fallecieron más de 450 paquidermos y unas 150 personas en distintos incidentes. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *