“Somos un proceso nunca terminado en búsqueda de autoconocimiento”

247 vistas
11 min lectura
“Somos un proceso nunca terminado en búsqueda de autoconocimiento” Fuente: Twitter

El famoso periodista y conferencista es uno de los personajes más poderosos e influyentes por sus mensajes y conferencias; esta es una semblanza de nuestra “pluma” de lujo

Sin duda alguna, uno de los líderes más influyentes del mundo de habla hispana, es Ismael Cala. Nacido en Santiago de Cuba, el 8 de septiembre de 1969, es un periodista, escritor, conferencista, productor y presentador de radio y televisión con nacionalidad canadiense y estadounidense y residente en Estados Unidos.

La historia de Ismael es producto de la cultura del esfuerzo y de un tesón irrompible. A los ochos años de edad, ya estaba frente a los micrófonos de la emisora CMKC, de la mano de su maestra, la escritora y directora de la estación, Nilda G. Alemán.

Estudió Historia del Arte en la Universidad de Oriente y posteriormente fungió como presentador de radio y televisión en Cuba, en emisiones como De cinco a siete, en Radio Taíno, o en el de juegos Quién sabe, en el canal nacional Cubavisión.

En busca de su crecimiento personal y profesional, en 1988 se fue a Toronto, Canadá, para estudiar Periodismo en la Escuela de Comunicación de la Universidad de York de 2001 a 2003 y producción de televisión en el Seneca College.​

Al concluir sus estudios, Cala inició su labor periodística como corresponsal para la cadena internacional de noticias CNN en español, cubriendo reemplazos, es decir, desde abajo. Esa oportunidad, aunada a su talento natural para comunicar y su carisma, lo catapultaron de inmediato, y le ofrecieron su propio programa en Telelatino Network (TLN), como conductor de Calando a…, sobre reportajes biográficos, además de Fiesta Olé, Caliente, Viva auto y otros más.

Tiempo después, Cala se mudó a Miami, donde se desempeñó como conductor invitado de un programa muy popular: Despierta América, de Univisión, y reporteó también para CNN en Español, donde cubrió notas relevantes, como la ejecución de Sadam Husein y los estragos del huracán Frances de 2004, lo que lo que impulsó su popularidad en América Latina.

Sin embargo, alcanzó el éxito con sus programas ¡Qué tarde tan padre! (Canal de las Estrellas, México) y Calando fuerte (AméricaTevé, Miami). Y desde noviembre de 2007 fue conductor del programa radial matutino Ismael Cala y la jungla de la mañana, de Mega 949, además de productor de El mundo informa, en CNN en Español.

El programa que le dio proyección a mundial fue el de sus entrevistas, llamado Cala, y transmitido de 2010 a 2016, en el horario estelar de CNN en Español, donde entrevistó lo mismo a personajes del deporte, que de la política, de la farándula, de la música y de los medios de comunicación.

Por decisión propia, Ismael renunció en plenitud de su carrera televisiva, para dedicarse a impartir conferencias. Y no se ha detenido…

CONFERENCISTA INSPIRACIONAL Y EMPRESARIAL

Su carrera como conferencista inspiracional y empresarial lo ha llevado a recorrer infinidad de países, motivando a miles de escuchas. En este sentido, publicó su libro “El poder de escuchar. La guía esencial en tu camino al éxito en 2013, y que lleva como subtítulo La guía esencial en tu camino al éxito”. Un año después lanzó “Un buen hijo de P…”, en 2015 publicó “El secreto del bambú”, en 2016 “El analfabeto emocional” y en 2017 “Despierta con Cala”.

Por su labor motivacional, ha recibido infinidad de distinciones, destacando el Canadian New Pioneers Award, el Somos al mejor comunicador del año en Toronto– y el de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York.

Ismael también ha realizado alianzas empresariales con “gurús” como Deepak Chopra y John C. Maxwell, referentes mundiales en temas de meditación y liderazgo y recibido formación de reconocidos líderes internacionales como Robin Sharma, Brian Tracy y Tony Robbins; además de completar el Programa Ejecutivo de Liderazgo Exponencial en Singularity University, de Silicon Valley.

Desde su óptica, Ismael ve necesario que se incluyan materias sobre el “desarrollo del ser” en las escuelas y universidades para que los jóvenes crezcan con mayor conocimiento de sí mismos y poder combatir así el estrés y la depresión, males que se han acentuado con la pandemia.

En una recuente entrevista con EFE, el comunicador apostó por una serie de materias que fueran evolucionando con el paso de los años e incluyeran inteligencia emocional y espiritual, psicología positiva y respiración consciente, entre otros aspectos.

“Realmente no podría faltar en ningún currículo desde el primer nivel hasta incluso estudios universitarios”, y consideró sobre la necesidad de formar a los más jóvenes sobre las mejores vías de “sentirse plenos”.

Cala cree que en las escuelas no se debería estudiar solo cómo ganarse la vida, sino también a “conocerse mejor e invertir en sí mismo y poder ser feliz y dueño realmente de sus emociones y sus decisiones”.

De esta forma, detalló, se evitarían problemas emocionales y la caída en procesos como la depresión y el abuso de los fármacos, como si estos fueran la “única opción” para combatir el insomnio o el estrés, entre otros síntomas de que algo no va bien en nuestro interior.

Hace un par de semana, Cala publicó la versión en audiolibro de su obra “Fluir para no sufrir” (Aguilar), en la que durante nueve horas acerca, con su propia voz, a los lectores/oyentes a las bases necesarias para “construir y crecer hacia la excelencia en la vida”.

Porque para el periodista hay once principios para una vida positiva y la “autorrealización”: integridad, espiritualidad, fuerza serena, flexibilidad, versatilidad, pasión, colaboración, exponencialidad, resiliencia, consciencia-elevación y gratitud.

“Si no, fluimos a resistimos. Y cuando uno resiste impone fuerza bruta en resistencia a los eventos (…) que la vida nos está lanzando”, apuntó sobre una actitud negativa que en su opinión provoca que malgastemos la “energía vital”.

Por contra, el “fluir” permite destinar esa misma energía en relajarse y buscar una “mejor respuesta para diseñar” el cambio que se quiere producir.

Y más allá de sus años de investigación y desarrollo de estrategias de vida en temas de liderazgo y desarrollo personal, sobre los que ha escrito ya varios libros, Cala conoce de primera mano los problemas que genera ese desequilibrio interior.

Parte de ese mensaje se reúne en “Fluir para no sufrir”, que, explicó, contiene un “mensaje simple, profundo y al mismo tiempo poderoso”: “Somos un proceso nunca terminado en búsqueda de autoconocimiento”.

Tanto es así que él, con años de estudio sobre la materia, reconoce que apenas ha alcanzado la “mitad” de los conocimientos que se pueden llegar a tener: “Entre más me doy cuenta que aprendo, más ignorante me siento”.

Pero esa “fascinación” por estudiar el potencial humano y el convencimiento de su concepto de la felicidad, una “paz interior que nos permite poner nuestros dones y talentos al servicio de otros”, sí que le ha llevado a ver que ha evolucionado como persona.

UN GUSTO LEERLO

Parte del mensaje de Ismael Cala podemos leerlo todos los lunes en el semanario Ángel Metropolitano, lo cual es un deleite para sus miles de lectores y para quienes editamos este medio de comunicación.

LA FUNDACIÓN QUE LLEVA SU NOMBRE La Fundación Ismael Cala apuesta por el desarrollo del liderazgo emocional y educativo de niños, adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad de América Latina y de la población hispana de EE. UU. Cuenta con un programa de Canalización de Becas. En alianza con instituciones educativas, empresas y otras organizaciones de desarrollo social, promueve la educación y formación de jóvenes a través cursos y/o carreras de mejoramiento personal y profesional.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Falla técnica, el motivo de la “caída” CompraNet no está para especulaciones: AMLO

Siguiente noticia

EE.UU. acusa a Rusia de usar una planta nuclear ucraniana como base militar