Más

Suscribirse

Redes Sociales

Seúl y Tokio acuerdan cooperar en seguridad ante la amenaza norcoreana

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, se reunió este domingo con su homólogo surcoreano, Yoon Suk-yeol, en Seúl, con el que acordó cooperar en seguridad ante la amenaza de Corea del Norte, en la que supone su segunda cumbre en menos de dos meses.

Durante una rueda de prensa conjunta tras el encuentro, los dos líderes acordaron coordinarse en materia de seguridad, además de otros temas como la próxima liberación de las aguas almacenadas en la accidentada planta de Fukushima o cuestiones económicas.

“Con respecto al agua contaminada de Fukushima, acordamos el envío de un equipo de inspección in situ de expertos surcoreanos. Espero que se logre un paso significativo en consideración de las demandas de nuestra gente de una inspección objetiva y basada en la ciencia”, dijo Yoon.

El primer ministro japonés, por su parte, dijo haber aceptado este envío para que los surcoreanos “pueda comprender la situación”.

Kishida llegó a Seúl este domingo para iniciar una visita oficial de dos días y fue recibido por Yoon en su oficina residencial antes de la reunión conjunta en la que afianzaron la diplomacia itinerante entre ambos países, además de tratar la amenaza norcoreana y rencillas históricas del pasado.

Te podría interesar: Miles de personas toman Londres para celebrar la coronación de Carlos III

“En menos de dos meses desde que celebró la cumbre en Tokio, las relaciones entre Corea del Sur y Japón están mostrando claramente mejoras. Siento la responsabilidad de crear un buen período en nuestras relaciones bilaterales que sea incluso mejor que los buenos tiempos de el pasado”, dijo el mandatario surcoreano al inicio del encuentro.

La diplomacia itinerante se refiere a aquella que se desarrolla con encuentros periódicos entre representantes gubernamentales a varios niveles con el fin de sentar las bases para solucionar un problema común espinoso, en este caso las heridas abiertas entre Japón y Corea del Sur por el periodo colonial nipón de la península, que ha venido lastrando sus relaciones en años recientes.

“Me duele el corazón por el hecho de que muchas personas tuvieron una experiencia extremadamente dolorosa y triste en las duras condiciones de ese momento”, dijo el primer ministro japonés.

La reunión de hoy entre ambos líderes se produce unas semanas antes de que los líderes del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7) se reúnan en la ciudad japonesa de Hiroshima (oeste), a la que también invitó Kishida a su homólogo surcoreano, además de representantes de otros países.

Este lunes, Kishida tiene también previsto celebrar reuniones con miembros de una asociación de parlamentarios de Corea del Sur y Japón y responsables de grupos empresariales del Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *