Más

Suscribirse

Redes Sociales

Seúl dice que tomará “medidas necesarias” si Pionyang no aborta lanzamiento de su satélite

Pixabay
Pixabay

El ejército surcoreano instó este lunes a Corea del Norte a detener “de inmediato” los preparativos para poner un satélite espía en órbita y advirtió que se adoptarán las “medidas necesarias” si Pionyang no cancela la operación, que según Seúl puede producirse en los próximos días.

“Enviamos una seria advertencia a Corea del Norte para que detenga de inmediato el lanzamiento del satélite de reconocimiento militar que actualmente se encuentra en preparación”, afirmó este lunes en rueda de prensa el jefe de operaciones del Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano, Kang Ho-pil.

Las palabras de Kang llegan un día después de que el ministro de Defensa surcoreano, Shin Won-sik, asegurara que Corea del Norte parece encontrarse en la fase final de los preparativos para lanzar el cohete espacial con el satélite a bordo, un operativo que podría tener lugar “dentro de una semana aproximadamente”.

“Si Corea del Norte sigue adelante con el lanzamiento del satélite militar espía a pesar de nuestra advertencia, nuestro ejército adoptará las medidas necesarias para proteger las vidas y la seguridad de nuestro pueblo”, advirtió Kang, que no ofreció más detalles en torno a dichas medidas.

Sin embargo, varios representantes militares llevan semanas advirtiendo de que Seúl podría suspender parcialmente el acuerdo militar que firmó con Corea del Norte en 2018 para rebajar la tensión en las zonas fronterizas si Pionyang sigue adelante con su lanzamiento.

En ese sentido, Kang insistió hoy en que el Norte ha violado ese acuerdo repetidamente y de que el propio pacto reduce las capacidades de vigilancia surcoreanas en torno a la divisoria.

Pionyang ya intentó poner en órbita su primer satélite espía en mayo y agosto, pero ambos intentos fallaron por problemas en el cohete espacial Chollima-1 y el régimen anunció que volvería a intentarlo en octubre, aunque no ha cumplido con ese plazo, posiblemente porque Moscú le esté brindando asistencia.

Se cree que la cumbre que celebraron en septiembre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente ruso, Vladímir Putin, sirvió para cimentar un acuerdo para cooperar y comerciar en el terreno militar y aeroespacial.

Seúl y Washington consideran probado que Corea del Norte ha entregado en los últimos tiempos a Rusia millones de rondas de artillería para su uso en Ucrania y creen que Pionyang puede estar recibiendo a cambio apoyo tecnológico y asesoría de cara a este nuevo lanzamiento.

Las sanciones impuestas al régimen por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas -del que Moscú es miembro permanente- prohíben estos intercambios y también el lanzamiento de cohetes espaciales por parte de Pionyang, al considerar que se trata del uso encubierto de tecnología para misiles balísticos intercontinentales (ICBM). EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *