Ser adicto a la comida está relacionado a historiales familiares con problemas de adicción

170 vistas
2 min lectura
Ser adicto a la comida está relacionado a historiales familiares con problemas de adicción
Fuente: Pixabay

Según la Universidad de Michigan, las personas cuyos padres poseen un historial de problemas de adicción al alcohol, son altamente propensas a presentar síntomas de adicción a la comida procesada.

Alimentos como helados, chocolate, pizza, y frituras contienen grandes cantidades de carbohidratos refinados y grasas que podrían generar adicción en algunas personas.

Investigadores de la Universidad de Michigan querían saber si los problemas de alcohol en los padres podrían ser un factor importante para incrementar el riesgo de padecer este tipo de adicción.

Alrededor de 1 de cada 5 personas parece mostrar esta adicción clínicamente significativa hacia alimentos altamente procesados, marcado por una perdida del control sobre la ingesta, antojos intensos y una inhabilidad de reducirlos a pesar de las consecuencias.

Te podría interesar: México recupera 428 bienes arqueológicos repatriados de Estados Unidos

«Las personas que tienen antecedentes familiares de adicción podrían presentar mayor riesgo de desarrollar una relación problemática con alimentos altamente procesados, lo que es verdaderamente un desafío en un entorno alimentario donde este tipo de comida se vende a bajo costo, es accesible y altamente comercializada,» dice Lindzey Hoover, Psicóloga y estudiante de posgrado de la Universidad de Michigan, autora principal de la investigación.

Pero las respuestas adictivas no terminan con la comida, estas personas son también propensas a manejar sus problemas personales con el alcohol, cannabis, tabaco y el vaping, según datos arrojados por el estudio.

Dietas en las que predomina la comida altamente procesada y la ingesta excesiva de sustancias adictivas son las principales causas de muertes prevenibles en el mundo moderno. Este estudio sugiere que se necesitan intervenciones para reducir de manera simultanea la adicción a los alimentos y el uso de sustancias.

«Puede ser importante considerar los enfoques de salud pública que han reducido el daño de otras sustancias adictivas, como restringir la comercialización a los niños, para reducir el impacto negativo de los alimentos altamente procesados», dijo Hoover.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Stephen King se pronuncia contra la concentración editorial en juicio en EEUU

Siguiente noticia

México reporta 91 casos confirmados de viruela símica en el país