Más

Suscribirse

Redes Sociales

Sentimientos encontrados de los mexicanos Septiembre, mes de la patria… y de los temblores

Llega el mes de septiembre y con él las ganas de festejar, comer pozole y celebrar a la patria gritando lo más fuerte posible: “Viva México”.

El ánimo tricolor se eleva y los puestos con banderas, rebozos, matracas y demás adornos se encuentran en las esquinas del primer cuadro de las grandes ciudades y cualquier centro del país, que vistosos lucen sus mejores adornos para recibir al 15 de septiembre y entonar a todo pulmón, el Himno Nacional Mexicano para posteriormente participar de la verbena, los dulces típicos y los bailables que ahí se presenten.

Así es México y los mexicanos, fiesta, color, empatía y disfrute, pero, no todos participan de esta algarabía.

El lado oscuro del presente es que como sabemos, nuestro país se encuentra ubicado en zonas sísmicas, mismas que, conforme a los datos del gobierno, se encuentra dividida en cuatro zonas clasificadas en función de la cantidad de sismos que se presentan.

La zona de mayor actividad sísmica se encuentra en los estados de la Costa del Pacífico que se encuentra entre Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Jalisco.

A nivel mundial, México está ubicado en el llamado Cinturón de Fuego, donde se registran varios de los movimientos telúricos del mundo.

La historia de temblores y terremotos en nuestro país es extensa, sin embargo, los más representativos han sido el ocurrido el 19 de septiembre de 1985, con magnitud de 8.1, en la escala de Richter, mismo que dejó una ciudad en ruinas, con imágenes dolorosas por dondequiera que uno pasara, cadáveres de personas bajo las lozas de cemento, edificios destrozados, además de un sinfín de historias de familias desaparecidas y niños extraviados.

FECHAS FATÍDICAS QUE QUEDAN GRABADAS

Justamente a los 32 años de ese fatídico día, el 19 de septiembre de 2017, México sufrió otro temblor con magnitud de 8.2 grados, reviviendo el dolor, la tragedia y sobre todo el temor de los mexicanos, quienes cada año rezan porque septiembre, mes de la patria, no venga con temblores.

Otro de los movimientos sísmicos más representativos se dio también en el mes de septiembre de 2017, el día 7, para ser exactos, sólo que en esa ocasión los daños más severos se registraron en Oaxaca, entidad que vivió angustiosos momentos al quedar incomunicado por varios días.

Obviamente, el temblor que los adultos mayores recuerdan con más asombro, es el que vivieron en julio de 1957, cuando el movimiento telúrico provocó la caída del Ángel de la Independencia, símbolo mexicano que se encuentra en la Avenida Reforma.

Estos temblores han dejado a los mexicanos con el constante temor de la llegada del mes de septiembre, y aunque para nadie es desconocido que los movimientos sísmicos no tienen día ni hora, y que nuestro país es altamente telúrico, no deja de ser preocupante vivir nuevamente esta mala experiencia en el mes de la patria.

Sabemos que cada día se registran temblores de diferentes magnitudes en varios estados del país, pero como buen mexicano, se hacen las bromas a costa del dolor y el miedo.

Martino d’ Rosuán, vidente y especialista en ciencias ocultas habló en exclusiva para el Ángel Metropolitano, sobre las vibras negativas que atraen mentalmente un hecho, en este caso una desgracia, al relacionar el mes de septiembre con los terremotos ocurridos en 1985 y 2017, en donde hubo muchas pérdidas humanas y materiales.

“El ser humano genera energía y, si uno empieza a generarla con el pensamiento, va programando que en septiembre va a temblar fuerte, Esa fuerza se va al universo y regresa. La gente debe pensar positivamente y no estresarse ni alarmar a los demás.

“Sí se puede cambiar de educación mental, pensar que no va a pasar nada. A ciencia cierta nadie sabe cuándo pueda suceder una tragedia. Hay que cambiar la conducta en nuestro México y en todo el mundo. Los mexicanos tenemos esa maldita costumbre de marcar fechas por coincidencias o hechos registrados”, dijo Rosuán.

Finalmente, lo más importante es estar alertas y saber que los sismos no son predecibles…

LOS MÁS REPRESENTATIVOS

La historia de temblores y terremotos en nuestro país es extensa, sin embargo, los más representativos han sido los ocurrido el 19 de septiembre de 1985 y el de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *