Más

Suscribirse

Redes Sociales

Se desata un incendio forestal en región más occidental de Cuba

Un incendio forestal de medianas dimensiones que se desató el viernes último en la provincia de Pinar del Río -occidente de Cuba- fue dado por controlado este domingo, aunque quedan pequeños focos activos, según informó el Cuerpo de Guardabosques (CGB).

El siniestro -que afectó entre 90 y 100 hectáreas de bosques- se originó en la zona conocida como Pinalillo, del municipio Consolación del Sur, y en el combate de las llamas han trabajado miembros del CGB, trabajadores agrícolas y otras fuerzas especializadas.

En esa área predominan especies forestales como el eucaliptus y el pino Caribaea, a lo que se suma la maleza acumulada tras el paso del huracán Ian en septiembre pasado y la intensa sequía predominante, explicó el jefe del CGB en Pinar del Río, Alexander Pereda, citado por la agencia estatal Prensa Latina.

El experto dijo que las acciones de extinción se han dificultado debido a la fuerza de los vientos y el deterioro de la red de caminos.

Detalló que para sofocar este incendio y evitar que las llamas se propaguen se han abierto trochas contra fuego con el auxilio de equipos bulldozer, y continúa la vigilancia por la magnitud de material combustible (sotobosque) existente en la zona.

En Pinar del Río se han registrado desde enero hasta la fecha 46 incendios forestales y al finalizar 2022 se habían contabilizado 115 que consumieron más de 1.000 hectáreas de bosques.

De acuerdo con estadísticas del CGC, entre los años 2011 y 2019, Pinar del Río -la provincia de mayor superficie boscosa del país- ha sido la más castigada por este tipo de siniestros.

Este nuevo fuego se ha producido cuando bomberos, militares y otras fuerzas siguen batallando contra un gran incendio forestal que se desencadenó hace ocho días en un área montañosa de la provincia oriental de Holguín, el cual ha devorado más de 1.500 hectáreas de vegetación, sin que se haya podido sofocar todavía.

Las autoridades han señalado que la causa principal del siniestro es la fuerte sequía imperante en el país.

Las llamas del siniestro han llegado hasta el Parque Nacional Mensura Piloto, que ocupa un área superior a las 8.480 hectáreas, está considerada una de las más ricas en especies de flora y fauna, muchas de ellas autóctonas y los especialistas esperan que una vez apagado el fuego se pueda evaluar su impacto.

En 2022, Cuba reportó 284 incendios forestales que afectaron más de 1.800 hectáreas de bosque, el mejor registro de los últimos tres años, y de ellos el 90 % fueron provocados, según el Cuerpo de Guardabosques.

El origen de buena parte de estos desastres se atribuye a las quemas no autorizadas de hierbas o caña de azúcar, el empleo de vehículos sin malla matachispas y también la actividad de los cazadores furtivos.

El período crítico de incendios forestales en la isla abarca del 1 de enero al 31 de mayo, coincidente con la época de mayor sequía.

Para este año, según estimados oficiales y por índices de frecuencia, se prevén de 320 a 445 incendios forestales, que pudieran dañar de 4.300 a 6.000 hectáreas en el período de enero a mayo próximo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *