Más

Suscribirse

Redes Sociales

Scholz y los “Länder”, divididos por la financiación de la acogida de refugiados

El Gobierno central alemán y los “Länder” cerraron hoy con un compromiso de mínimos la primera ronda de negociación sobre la financiación de la acogida de refugiados, lo que deja abierta una cuestión que enfrenta desde hace semanas al canciller, Olaf Scholz, y a los líderes regionales.

Scholz compareció ya entrada la noche para anunciar que los estados federados recibirán 1.000 millones de euros adicionales este año para financiar parte de los costes del incremento de solicitantes de asilo, cuya cifra en el primer cuatrimestre del año ha aumentado en un 78,4 % con respecto al mismo periodo de 2022.

Sin embargo, la demanda central de los “Länder”, una reforma del sistema de financiación para que las partidas presupuestarias asignadas sean proporcionales al número de refugiados acogidos, queda por el momento sin respuesta y será retomada el próximo mes de noviembre.

Alemania se encuentra ante un “gran reto”, afirmó Scholz en su comparecencia, no sólo por el aumento del número de solicitantes de asilo sino porque el país alberga a día de hoy a más de un millón de refugiados ucranianos -los cuales no atraviesan dicho proceso-.

En el plano de la financiación, remachó, el Estado central ya pone a disposición de los “Länder” unos 15.000 millones de euros al año, a los que ahora se añadirán mil millones más para impulsar la digitalización de las oficinas de extranjería y aliviar la carga de los presupuestos municipales.

Los presupuestos federales financian ya además el 90 % de los gastos originados por los refugiados ucranianos y por personas de otras nacionalidades con un estatus de protección reconocido, recordó.

“En noviembre, cuando nos encontremos de nuevo, plantearemos cómo desarrollar el sistema a largo plazo”, afirmó el canciller y rehusó comprometerse con la idea de un pago “por cabeza”.

Por el contrario, Scholz hizo hincapié en los planes de su Gobierno para “dirigir y limitar la migración irregular” y así reducir la carga a los presupuestos.

Entre estos citó la negociación de acuerdos de devolución con terceros países a cambio de facilitar la inmigración de mano de obra cualificada, el reforzamiento de las fronteras exteriores europeas y la agilización de los procedimientos de asilo para ciudadanos de países con escasas cuotas de reconocimiento y perspectivas de integración europea, como Georgia y Moldavia.

Además, recalcó la necesidad de mejorar la coordinación entre distintas autoridades con el fin de facilitar los procesos de expulsión, como parte de un paquete de medidas entre las que se prevé alargar la duración máxima de la detención administrativa predeportación de diez a 28 días.

Los representantes de los “Länder” calificaron el compromiso alcanzado hoy de “primer paso” y saludaron que se haya concretado una “hoja de ruta” aunque por el momento su petición de reformar el sistema de financiación no haya obtenido respuesta.

“Hay mucho trabajo pendiente”, dijo el primer ministro de Renania del Norte- Westfalia, el conservador Hendrik Wüst, que compareció con Scholz y con el primer ministro de Baja Sajonia, el socialdemócrata Stephan Weil.

“Los 1.000 millones de euros contribuirán a aliviar a los municipios y a la digitalización, pero no son suficientes porque se trata de un pago único”, subrayó.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *