Más

Suscribirse

Redes Sociales

Sarandos revela que la petición de una tasa adicional rompió el diálogo con los actores

Foto: X (Antes Twitter)
Foto: X (Antes Twitter)

Ted Sarandos, codirector ejecutivo de Netflix, explicó que la petición del Sindicato de Actores de Hollywood (SAG-AFTRA) de obtener una retribución económica por cada abonado al servicio de “streaming” fue la razón por la que se rompieron las negociaciones sobre un nuevo convenio colectivo.

“Tuvimos unas conversaciones muy productivas, pero lo que ocurrió anoche fue que introdujeron este gravamen sobre los abonados (…) Nos pareció que ‘un puente’ demasiado largo como para añadirlo a la negociación en este momento”, dijo en una conferencia del festival Screentime de Bloomberg.

El ejecutivo señaló que el SAG-AFTRA pretende que haya una retribución económica por cada abonado a un servicio de “streaming”.

La Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) y el SAG-AFTRA suspendieron sus conversaciones el miércoles tras no llegar a ningún acuerdo que ayude a superar la huelga que los intérpretes mantienen desde el pasado 14 de julio.

Los actores acusaron a los estudios de llevar a cabo “tácticas intimidatorias” y de rechazar sus peticiones sin nuevas contrapropuestas, así como de haberles presentado esta semana una oferta que “sorprendentemente valía menos de lo que propusieron antes de que comenzara la huelga”.

Tras las declaraciones del gremio, Sarandos aseguró que el SAG-AFTRA rechazó la oferta de la AMPTP de una prima basada en el éxito, parecida a la que recientemente aceptó el Sindicato de Guionistas (WGA).

Se trata de una bonificación que los guionistas de series y películas en “streaming” recibirán si el equivalente al 20 % o más de los suscriptores estadounidenses ven su proyecto en los tres meses posteriores al estreno.

También precisó que esa propuesta vinculada al éxito costaría entre cuatro y cinco veces más que la del WGA debido al mayor número de miembros que representa la unión de intérpretes.

El ejecutivo hizo hincapié en el interés de los estudios de terminar con la huelga y en lo duro que ha sido para la economía de California y del país el mantener paralizado a Hollywood.

“Nuestro objetivo es que la gente regrese al trabajo”, apuntó.

SAG-AFTRA pide aumentos salariales ajustados a la inflación, protecciones en torno al uso de la inteligencia artificial y una mayor participación en los ingresos por la retransmisión de sus contenidos.

Los actores se declararon en huelga el pasado 14 de julio, después de que el 2 de mayo lo hubieran hecho los guionistas, paralizando casi en su totalidad la industria de Hollywood con la primera huelga conjunta en 60 años.

Tras cinco meses de huelga, el WGA alcanzó un acuerdo con los estudios a finales de septiembre y el lunes pasado el gremio ratificó el nuevo convenio colectivo para los próximos tres años, poniendo fin a su paro.

El 99 % de los trabajadores sindicalizados, unos 8.500 empleados, votó a favor del nuevo convenio que fue pactado en septiembre por el WGA y la AMPTP. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *