Santiago Bilinkis, el tecnólogo que desenmascaró los efectos adictivos de las redes sociales

417 vistas
5 min lectura
Fotografía | Twitter: Santiago Bilinkis

Hace tres años, Santiago Bilinkis, emprendedor y tecnólogo, fundador de Officenet y de otras empresas tech, idealizaba a las plataformas y a las redes sociales. Pero hace poco más de un mes, en una charla TED titulada “Cómo nos manipulan en las redes sociales”, Bilinkis se refirió al “efecto adictivo” de Instagram, Facebook, Twitter y compañía. “Necesitan de nuestra ingenuidad”, dijo sobre el escenario. “Cada segundo que no estás ahí hipnotizado es tiempo que ellos no pueden vender a sus anunciantes”.

“Todo este movimiento de discutir la ética de las plataformas es de los últimos dos años, desde que un par de personas empezaron a sonar la alarma”, dice ahora sobre su despertar crítico. Pero Bilinkis, que es autor de Guía para sobrevivir al presente (se puede descargar aquí), que fue uno de los introductores de las charlas TEDx en Argentina y que es columnista en el programa de radio Basta y de la revista de La Nación, no cree que haya pasado de tecnofílico a tecnofóbico.

“Para mí hay que ser protecnología, no tiene sentido renegar de la tecnología”, sigue. “El problema es que en este momento hay una asimetría enorme entre cómo los usuarios entendemos la tecnología y cómo la entienden quienes diseñan las plataformas. Y hay que trabajar sobre la regulación”.

Manipular es trabajar sobre el autoestima

Vivimos buscando la aceptación, que los demás nos aprueben nuestras conductas. Rara vez, hacemos o nos mostramos tal como somos. Por el “qué dirán”, mejor seguimos las indicaciones del que dice lo que es correcto, lo que está bien.

Cuando hablamos de autoestima, hablamos de algunas de estas cosas. En las redes sociales, jamás mostramos lo que realmente somos. Algo así como una puesta en escena constante, siempre con sonrisas.

Un área de manipulación especialmente sensible, sobre la que trabajan en el laboratorio de tecnología persuasiva es el autoestima. Usuario con autoestima baja, usuario siempre dispuesto a comprar. En este caso, a pasar horas y horas en alguna de las redes sociales.

En esta charla TEDxRíodelaPlataBilinkis, afirma que:

«Los me gusta y la cantidad de seguidores son la moneda con la que hoy se comercia la aceptación social. Resultado, empezamos a vivir la vida para mostrarla, no para disfrutarla. Ese es el pantano narcisista en el que las redes nos metieron. Y del que no queremos salir.»

Si bien es la adolescencia el terreno donde la manipulación encuentra tierra fértil, la infinidad de videos en Youtube destinado a bebes comenzó a mostrar que la manipulación empieza mucho antes.

Los niños menores de dos años, pasan hoy más de dos horas y media frente a una pantalla. Un tercio de los bebes usan pantallas antes de aprender a caminar. El chupete electrónico se convirtió en un tentador y simple escape para los padres.

Según señala Bilinkis, en una etapa crucial del desarrollo del sistema nervioso y de la psiquis, junto con «el uso de pantallas reemplaza el contacto físico, la palabra y los juegos de crianza.»

Pero aclara que «el riesgo más grande para los chicos no es el uso temprano de pantallas sino el corrimiento excesivo de los adultos.»

Y esto, agrega Santiago Bilinkis, es consecuencia de haber aceptado la promesa de que un flujo ilimitado de contenido era capaz de llenar el vacío de cada instante de nuestra vida.

La salida es comenzar a pensar los dispositivos al servicio de la vida que queremos vivir, no de la que otras necesitan que vivamos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Religiosos vs gays

Siguiente noticia

Fin de semana violento en Chicago